EL PAíS › EL ESCRITOR ROBERTO “TITO” COSSA DEFIENDE A IBARRA

“Este es un brote fascista”

“La realidad me deja perplejo: el 30 de diciembre de 2004 Ibarra era un cadáver político y hoy es un político con futuro”, dijo el dramaturgo.

 Por M. P.

El dramaturgo Roberto “Tito” Cossa firmó la solicitada contra la destitución de Aníbal Ibarra. También participó del acto en Plaza de Mayo del jueves, donde Ibarra fue respaldado por Estela Carlotto y más personalidades. Ayer expuso ante Página/12 sus primeras sensaciones tras la destitución del (ahora ex) jefe de Gobierno. “Si había hecho algo mal, se lo debía juzgar en el juicio penal. No juzgarlo de esta manera, con personajes tan siniestros como los del macrismo, a los que no les importa para nada el país, sólo les han importado los negocios”, dijo.

–¿Coincide con que la destitución de Ibarra es un golpe institucional?

–Forma parte de las estrategias políticas, entre los políticos se desatan guerras con armas no del todo justas o precisas. Más que golpe institucional, hubo una jugada política. Se movieron resortes políticos grupales en una circunstancia curiosa: que se junten el ARI, con Macri y la izquierda. ¿Había que destituirlo? Creo que no. Porque el gobierno de Ibarra no es una maravilla pero no es malo. Atravesó el peor momento del país de una manera bastante prolija. Hay obra pública, hay subterráneos, la gestión cultural es buena. Si hubiera una alternativa mejor no lo votaría, pero entre lo que hay es bueno. Yo lo voté y ahora lo sacan.

–¿Cuál es su opinión de la forma en que se desarrolló el juicio político?

–Lo destituyeron con argumentos que no son claros. Un juicio político es algo muy importante, habiendo un juicio penal donde se van a determinar responsabilidades. Todo esto desató una especie de brote fascista que a mí me molesta mucho. A mi edad yo soy muy sensible a todo lo que tenga que ver con el pasado, y se produjeron graves reacciones del pasado. Yo viví en un país fascista, y quedan rastros en el presente. Ante cualquier aparición de un brote fascista hay que aplastarlo antes de que crezca.

–¿A qué llama brotes fascistas?

–A la violencia de cómo fue tratado el tema y cómo fue tratado Ibarra. En la unión de seres siniestros de la derecha con sectores populares. Es una alquimia peligrosa. No se la puede agredir a Estela Carlotto. No se puede agredir de esa manera al fiscal Strassera. Eso me parece grave. Ahí se ha perdido la brújula. Son personas que con un dolor comprensible han sido llevadas a reacciones que la sociedad rechaza. Tendrían que rever su estilo, su estrategia. Pero la realidad me deja perplejo: el 30 de diciembre de 2004 Ibarra era un cadáver político y hoy es un político con futuro. Es un hombre joven, tiene un 60 por ciento de aceptación y ha hecho un gobierno bastante bueno. No había derecho a cortarlo.

–Para usted, ¿Ibarra no tuvo responsabilidad en el incendio de Cromañón?

–Tiene que dilucidarse en el juicio penal. En el mundo nadie ha sido juzgado por un hecho similar. Ibarra no estuvo ahí, no cerró la puerta, no encendió la bengala, no impulsó a los chicos a ir a ese lugar. Ibarra fue un pretexto para politizar una reacción desmedida tras un hecho doloroso.

Compartir: 

Twitter
 

El escritor Roberto “Tito” Cossa se confesó perplejo.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.