EL PAíS

A FAVOR

- Vilma Ripoll, ex legisladora del MST: “La destitución de Aníbal Ibarra es un gran logro de la lucha democrática por justicia y una dura derrota para la impunidad de los gobernantes y del establishment político. Basta de incumplir la responsabilidad y encima pretender impunidad. Aunque nada podrá consolar el dolor de los padres, es legítima su alegría por este paso adelante”.
- Jorge Altamira, dirigente del PO: “Esta destitución sirve para que los que están luchando puedan desarrollar su lucha, dado que ha debilitado la acumulación de poder de Kirchner. Por lo tanto, es progresiva. Es una derrota de Kirchner, que fue quien se ocupó de conseguir los votos para Ibarra. Fracasó con los propios kirchneristas como Rebot. La Legislatura no solamente debía destituir a Aníbal Ibarra, sino al conjunto del Gobierno de la Ciudad, por la responsabilidad colectiva en la masacre de Cromañón, como cómplice de los empresarios del espectáculo en la violación de las normas de habilitación existentes y el acaparamiento del espacio público”.
- Jorge Lozano, obispo auxiliar de Buenos Aires: “Me parece que dentro de las instituciones que prevé la Constitución es un paso adecuado e importante que la sociedad haya utilizado este mecanismo de la democracia. Para las familias terminó una etapa que velaban con deseo, porque entendían que había responsabilidades serias de parte del funcionario”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.