EL MUNDO › DIVERGENCIAS ENTRE WASHINGTON Y LONDRES POR IRAK

Tambalea la pata británica

 Por Walter Oppenheimer*
Desde Londres

El teniente general Nick Houghton, jefe de las fuerzas británicas en Irak, asegura que las tropas del Reino Unido habrán completado su retirada de Irak en el verano de 2008, según publicó el diario The Daily Telegraph. El proceso se realizará en cuatro etapas y comenzará esta primavera o, a más tardar a finales del verano. Las declaraciones de Houghton fueron matizadas después por el Ministerio de Defensa británico. Por otra parte, un miembro de la Cancillería británica dijo ayer que el centro norteamericano de detención de Guantánamo debería cerrarse antes de que “debilite la causa de la democracia”. Al mismo tiempo, el fiscal general (ministro de Justicia) de EE.UU., Alberto Gonzales, aseguraba que Guantánamo es necesario para proteger a su país.

Sin llegar a desmentir al alto militar, un portavoz de Defensa enfatizó que el general “ha dejado claro que todo eso está sujeto a condiciones y estaba simplemente subrayando escenarios posibles para el traspaso”. “El punto clave –añadió– es que no se ha tomado ninguna decisión ni sobre el calendario ni sobre el nivel de las fuerzas.” El teniente general, que es el número dos de las fuerzas aliadas en Irak, detrás del comandante norteamericano, el general George W. Casey, puso el acento en la importancia de que la población iraquí entienda que las fuerzas británicas no tienen intención de quedarse para siempre. “Hay una línea muy fina que separa el quedarse demasiado tiempo del irse demasiado pronto”, explicó. “Una transición militar de dos años nos da la oportunidad de evitar los peligros de abusar del hecho de ser bienvenidos y nos da ocasión de consolidar las fuerzas iraquíes”, añadió.

Los aliados están entrenando a unos 230.000 miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes llamados a ir sustituyendo a los 135.000 estadounidenses, 8500 británicos y algo más de 15.000 soldados de Corea del Sur, Dinamarca, El Salvador, Italia y Japón que conforman las fuerzas aliadas. Aunque el Sunday Telegraph, periódico hermano del Telegraph, ya adelantó el domingo un plan de retirada en la línea apuntada ahora por Houghton, sus declaraciones son especialmente relevantes porque es la primera vez que un alto militar aliado se refiere abiertamente a un calendario concreto sobre la retirada de Irak. Tanto el presidente George W. Bush como el primer ministro Tony Blair se han negado repetidamente a establecer un calendario público de la retirada, aunque desde hace tiempo existe el consenso de que ésta será pronto, dado el desgaste político que para ambos mandatarios sigue significando la presencia militar en Irak. El líder de los conservadores británicos, David Cameron, ratificó ayer en un encuentro con la prensa extranjera en Londres que las tropas británicas han de volver “cuando esté terminado su trabajo allí”.

Según el teniente general, que está a punto de acabar cinco meses de destino en Irak, el repliegue empezará en los próximos meses en las provincias de Maysan y Muthanna y se extenderá el año que viene a Dhiqar y Basora. A mediados de 2008 quedarían sólo unos cientos de soldados en Irak.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Policías iraquíes aseguran el lugar de un atentado.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.