ECONOMíA › PANORAMA DE LAS NEGOCIACIONES SALARIALES EN LAS GRANDES EMPRESAS

Con aumentos del 15 al 20 arreglan

La expectativa de alcanzar acuerdos salariales en las principales empresas del país en torno de dichas cifras surge de una encuesta realizada por la consultora SEL. El 44% ya inició negociaciones.

 Por Fernando Krakowiak

Una encuesta realizada por la consultora Sociedad de Estudios Laborales a 142 grandes empresas del país reveló que el 44 por ciento comenzó a negociar salarios o tiene previsto hacerlo entre marzo y abril. Los gerentes de recursos humanos de las compañías informaron que los sindicatos les pidieron un aumento de 21,8 por ciento en promedio, pero reconocieron que sólo están dispuestos a otorgar un 13,1 por ciento, porcentaje que absorberían sin trasladarlo a los precios.

El 72 por ciento declaró que considera poco o nada probable que la discusión salarial derive en conflictos que afecten la actividad de las empresas. Eso revela que la brecha entre los aumentos ofrecidos y lo reclamado por los trabajadores no preocupa demasiado a los empresarios. El año pasado, la diferencia promedio al comienzo de la negociación, registrada por la encuesta del SEL, había sido de 20 puntos (10 contra 30 por ciento) y la negociación se terminó encaminando. Ahora es apenas de 8,7 puntos. Si el escenario se confirma, el temor inflacionario que genera la renegociación de los convenios colectivos en algunos analistas quedaría prácticamente desactivado.

Además de los sueldos, el 40 por ciento de las compañías (entre las que se encuentran las principales industrias, bancos y firmas de servicios, pero no las privatizadas) tiene pensado negociar recategorizaciones, un 33 por ciento beneficios no remunerativos, un 32 por ciento modificaciones en la jornada de trabajo y un 26 por ciento cambios en el régimen de vacaciones y licencias. Las respuestas superan el ciento por ciento, porque los empresarios podían mencionar tres aspectos en orden de importancia. El resultado evidencia que, en los hechos, el aumento del salario real terminará siendo mayor.

Cuando se consultó a las empresas sobre las causas que creen que están impulsando las demandas salariales, el 66 por ciento se refirió al deterioro del poder adquisitivo generado por la inflación, el 52 por ciento destacó el efecto contagio a partir de acciones sindicales en otros sectores, el 42 hizo mención a la percepción sindical respecto de que las empresas están en condiciones de aumentar, el 39 invocó la mayor capacidad de negociación sindical por la baja del desempleo y un 26 por ciento dijo que se debe a las señales que el Gobierno les da a los sindicatos.

Según el 65 por ciento de los empresarios, el sindicato es el actor que está negociando o negociará con ellos, el 21 afirmó que discute con el sindicato y el cuerpo de delegados, mientras que el 14 por ciento lo hace con un cuerpo de delegados opuesto a la conducción del gremio. En este último caso, finalmente se requerirá la firma del sindicato, como ocurrió en la negociación salarial que llevaron adelante el año pasado los delegados de base del subte, la cual luego terminó siendo rubricada por la UTA. Cuando se les preguntó quién negocia por el lado empresario, el 51 por ciento dijo que está impulsando un acuerdo por empresa, el 39 por ciento un convenio de actividad y el 10 por ciento restante ambas alternativas.

El 61 por ciento de los ejecutivos informó que las demandas salariales y/o los cambios en las condiciones de trabajo son el principal problema que enfrentan con relación a la gestión de recursos humanos. Pero un 52 por ciento también incluyó entre sus inconvenientes más relevantes la presión salarial que está ejerciendo el personal que se encuentra fuera de convenio. Eso es porque en muchas empresas se da la paradoja de que parte del personal subalterno que se encuentra dentro de convenio tiene sueldos más altos que sus supervisores, ya que en los últimos dos años consiguieron los aumentos más altos, achatando la pirámide salarial.

El dato curioso surgió cuando los ejecutivos opinaron sobre los acuerdos de precios, ya que el 75 por ciento afirmó que los mismos no moderarán las demandas salariales de los sindicatos.

Compartir: 

Twitter
 

Las negociaciones entre sindicatos y empresas se intensificaron desde principios de año.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.