ECONOMíA › MORENO SE REUNE CON LAS PRINCIPALES EMPRESAS DE LA ALIMENTACION

Con el ojo puesto en la canasta

El secretario de Coordinación planteará el malestar del Gobierno por la suba de bienes básicos. Encuentro con la UIA.

 Por David Cufré

Guillermo Moreno, el nuevo encargado del Gobierno de sostener la política de precios, se reunirá hoy con la industria de la alimentación para reclamarle por los últimos aumentos de la canasta básica. En lo que va del año, ese grupo de alimentos esenciales subió 3,9 por ciento, un punto más que la inflación. En marzo, la brecha fue de 1,8 contra 1,2, respectivamente. El funcionario recibirá a las autoridades de la Copal, la cámara que agrupa las principales empresas alimentarias. El encuentro marcará el inicio de una serie de entrevistas del secretario de Coordinación con las distintas ramas fabriles para monitorear la evolución de sus precios y evitar una escalada. Moreno se los anticipó ayer a los máximos referentes de la Unión Industrial Argentina, a quienes visitó en su sede.

“Queremos consolidar el modelo económico que a ustedes más les conviene. Para eso nos tienen que ayudar”, les dijo el funcionario a los industriales. Lo escuchaban el presidente de la UIA, Héctor Méndez, y los miembros del Comité Ejecutivo: Alberto Alvarez Gaiani, Héctor Massuh, Luis Betnaza, José de Mendiguren, Adrián Kaufman y Federico Nicholson. La ayuda consiste en controlar los ajustes de precios para que la inflación no sobrepase la meta estimada en el Presupuesto. El límite para el año es 11 por ciento, aunque la aspiración de máxima de la Casa Rosada es quedar debajo del 10.

La reunión en la central fabril duró una hora y media. Moreno ratificó que el Gobierno seguirá con los acuerdos de precios sector por sector. Esos convenios constituyen la base de la estrategia antiinflacionaria, que el secretario defendió como una parte esencial de la política macroeconómica. “No queremos enfriar la economía, ni subir las tasas de interés ni bajar el dólar”, sentenció el funcionario. Cualquiera de esas alternativas iría en contra de los intereses de los industriales, que atraviesan una etapa de sostenida expansión (ver aparte). Es decir, les pidió que no conspiraran contra sí mismos poniendo en riesgo el modelo por buscar rentabilidades todavía más abultadas.

Ese mensaje será repetido hoy en la reunión con la Copal, sector que Moreno eligió para iniciar la ronda de negociaciones con distintos rubros fabriles porque es el que más problemas le está dando al Gobierno. Aunque no hubo una pelea tan intensa como con la industria de la carne, los incrementos en la canasta básica alimentaria –incluso de bienes incluidos en los acuerdos– socavan los resultados de la lucha contra la inflación.

Otro argumento que presentó el funcionario quedó reflejado en el comunicado que entregó la UIA para informar sobre el contenido de la reunión: “El secretario de Coordinación planteó la necesidad de instrumentar políticas antiinflacionarias que permitan la convergencia de las tasas de interés locales con las internacionales, a fin de promover la inversión y el aumento de la oferta de bienes”. Si no bajan los precios, dijo Moreno, las tasas de interés tenderán a subir y será cada vez más difícil conseguir financiamiento para la inversión a valores razonables.

Los industriales retrucaron con un tema que los obsesiona: la nueva ley de riesgos del trabajo. Dijeron que el aumento de costos patronales que trae aparejado el proyecto oficial atenta contra el objetivo de contener la suba de precios. “Moreno se mostró comprensivo, pero comentó que no es un asunto de su área”, señaló a este diario uno de los empresarios presentes, en tono de reproche.

La cuestión también estuvo presente en un almuerzo que los mismos integrantes de la UIA compartieron con un grupo de senadores. Estuvieron en la sede de la central fabril Jorge Capitanich, Miguel Angel Pichetto, Roberto Urquía, Rubén Marín, Mario Daniele, Marcelo López Arias y José Mayans. La ley de ART “tiene que ser razonable y equilibrada y contribuir a una reducción drástica de la litigiosidad que se convirtió en extremadamente preocupante”, afirmaron los industriales en otro comunicado. También se quejaron por los proyectos de ley que se analizan en la Cámara de Diputados en materia laboral, que buscan eliminar topes indemnizatorios y terminar con medidas flexibilizadoras de los ’90.

Compartir: 

Twitter
 

La canasta alimentaria subió en el primer trimestre un punto más que el índice de precios.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.