ECONOMíA

El aumento del turismo hará empatar por primera vez, la cuenta de viajes

Por primera vez el dinero que gastan los argentinos en el exterior es similar al que gastan aquí los turistas extranjeros.

 Por Fernando Krakowiak

La industria del turismo continúa creciendo fuerte. En el primer semestre ingresaron al país 883.380 extranjeros, 11,6 por ciento más que en el mismo período de 2005. La proyección para 2006 indica que en total llegarán 4,1 millones, frente a 3,7 millones del año anterior. Un informe de la consultora Ecolatina difundido ayer destaca que ese aumento le permitirá al país embolsar 3700 millones de dólares y eliminar por primera vez en los últimos 15 años el déficit en la cuenta viajes, ayudando a mejorar el balance de la cuenta corriente.

Desde la devaluación, la actividad turística ha tenido una recuperación notable, por encima del promedio de la economía. Si se considera el “impacto amplio” del sector, incorporando los derrames hacia otras ramas productivas, el turismo aumentó 9,7 por ciento en 2005, registrando por tercer año consecutivo un crecimiento superior a la media de la economía. Para 2006, se vislumbra un incremento similar en torno de 9,6, que incidirá en un 7,3 por ciento de la variación total del PIB.

En una primera etapa, dada la importante reducción del poder de compra de los argentinos, el principal motor del sector fue la afluencia de extranjeros. A partir de la recomposición de los salarios, el turismo nacional cobró cierta relevancia. Sin embargo, el componente externo continúa siendo el de mayor gravitación, fundamentalmente por su importancia como generador de divisas.

Esas divisas son las que permitirán eliminar el déficit en la cuenta viajes. Desde la devaluación ese déficit se había ido achicando paulatinamente por el incremento del turismo extranjero y la disminución de los viajes de argentinos al exterior. Sin embargo, recién este año la cuenta dejará de estar en rojo. El dato no es menor si se toma en cuenta que en el período 1994-2001 el saldo negativo promedio fue de 1250 millones de dólares anuales debido a las facilidades que les otorgaba la convertibilidad a aquellos que querían viajar a Brasil, conocer Miami o sacarse fotos en la torre Eiffel. En el 2002 el déficit se redujo a 793 millones de dólares, en 2003 a 506, en 2004 a 369 y el año pasado a 64 millones.

En el ranking de las industrias generadoras de divisas durante 2005 el turismo quedó en el cuarto lugar con 3254 millones de dólares, detrás del sector oleaginoso (9318 millones de dólares), del petrolero (7634) y del automotor (3447); y delante del complejo cerealero (3066) y de las exportaciones de carne vacuna (2922 millones).

Eso se debe al tipo de cambio actual, que les permite a los extranjeros encontrar una oferta de servicios muy económica, en comparación con los países centrales e incluso con otros polos turísticos de la región, como Uruguay, Chile y Brasil. Esta situación se mantendrá en los próximos años, pues, según señala el informe de Ecolatina, “las expectativas del mercado financiero indican que con un horizonte de cinco años, el tipo de cambio real se apreciará sólo entre 8 y 9 por ciento en términos reales”. Para los empresarios del sector, los turistas extranjeros son una bendición porque gastan en promedio 463 pesos por día, mientras que los argentinos sólo 167.

Para Ecolatina, la principal vía para mantener y acentuar las ventajas competitivas no sólo debe descansar en los recursos naturales sino también en una reorientación estratégica que permita una constante segmentación de productos y mercados y la consolidación de una marca turística asociada a la calidad de los productos. Por eso se destaca como un dato muy positivo que desde el sector público se proyecten inversiones por 1400 millones de dólares. La cifra se considera un boom para el sector, ya que representa el triple de lo desembolsado durante 2005.Una de las ventajas del turismo es que el sector no se encuentra ligado, por ejemplo, a los precios internacionales de las commodities, lo que permite generar una fuente alternativa y, fundamentalmente, estable de divisas que pareciera no tener techo si se toma en cuenta que, por ejemplo, mientras Argentina recién está por superar los 4 millones de turistas extranjeros por año, a Brasil llegan más de 5 millones y a España más de 50 millones.

Compartir: 

Twitter
 

En el 2006 habrán entrado 4,1 millones de turistas del exterior.
 
ECONOMíA
 indice
  • [HTML]OPINION
    Política chilena y gas
    Por Artemio López
  • [HTML]
    El aumento del turismo hará empatar por primera vez, la cuenta de viajes
    Por Fernando Krakowiak

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.