ECONOMíA

Moreno relanza el plan inquilinos de la mano de los mismos bancos

El secretario de Comercio arma para esta semana una reunión de los principales banqueros con el Presidente, al que le presentarán nuevas ofertas hipotecarias, bajo el lema “cuota igual alquiler”.

 Por Maximiliano Montenegro

El jueves próximo el Gobierno prevé relanzar el plan de créditos para inquilinos. El secretario de Comercio, Guillermo Moreno, organizará una reunión en la que los principales banqueros del país le presentarán al presidente Kirchner las características de los nuevas líneas de créditos que lanzarán al mercado. Los préstamos se publicitarán como “cuota igual alquiler”, pero en realidad las mejores líneas redondearán un costo financiero total (CFT) mínimo del 9,6 por ciento anual a 20 años, a tasa variable, 2 o 3 puntos por debajo de la mayoría de las ofertas de hipotecarios actuales. El objetivo oficial es colocar entre 5000 y 6000 de estos nuevos créditos por año.

Moreno quiere que hacia finales de esta semana los principales bancos salgan a publicitar las nuevas líneas de crédito para inquilinos. Días atrás, sobre el escritorio de su despacho tenía “los productos” de 6 bancos de primer nivel, pero confía en que sean los 17 bancos que adhirieron a la operatoria los que participen del anuncio junto al Presidente.

“Para mayo vamos a tener colocados 5000 de estos nuevos créditos, y un buen objetivo es mantener ese nivel de créditos por año”, se entusiasma ante sus colaboradores. ¿No será poco, teniendo en cuenta que en el área metropolitana hay 300 mil familias que alquilan? “No todos esos inquilinos pueden ser sujeto de crédito, vamos a ir mejorando las cosas año a año”, responde, mesurado.

Un primer gran interrogante es si los préstamos podrán equiparar la cuota a pagar con lo que se abona hoy por el alquiler de un departamento de características similares. Dependerán del valor de la propiedad a adquirir, determinada en gran parte por su ubicación. Según pudo saber Página/12, el CFT de los nuevos créditos tendría un piso que, en el caso de los bancos oficiales, rondaría el 9,6 por ciento anual, a tasa variable, a 20 años. A esos valores habrían llegado los bancos después de poder considerar diversos costos inherentes a los préstamos: gastos de otorgamiento, tasación, seguros, etcétera.

El CFT es lo que hay que mirar a la hora de pedir un crédito, ya que la tasa de interés nominal que anuncia el banco es parte del maquillaje del marketing. El nuevo CFT sería 2 o 3 puntos inferior al costo promedio de los actuales créditos, pero no muy lejano al 10,4 por ciento anual que ofrece actualmente el Banco Ciudad, el más competitivo del mercado. Así, si alguien paga un alquiler de 600 pesos y la unidad cuesta 22.000 dólares, podría acceder a trocar el alquiler por una cuota hipotecaria. Tal relación se verifica en zonas del oeste del Gran Buenos Aires y del sur de la Capital.

Más allá del CFT, otro de los interrogantes es si los bancos seguirán imponiendo como requisito para otorgar un préstamo que la cuota no supere el 30 o 40 por ciento de los ingresos del tomador. En el Gobierno dicen que los bancos “tendrán que cambiar el criterio de evaluación del deudor”. “Van a tener que modificar el sistema de evaluación, hacer un estudio ambiental del cliente, enviarle una asistente social para saber si paga el colegio de los chicos o apelar al semblanteo, pero hay que barajar y dar de nuevo”, les advirtió Moreno a los banqueros.

Compartir: 

Twitter
 

El plan para habilitar el acceso a la vivienda de los inquilinos quedó, ahora, en manos de banqueros.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.