EL MUNDO › PROTESTA LIBANESA CONTRA LA VISITA DEL PREMIER BRITANICO

Mal trago para Blair en Beirut

 Por Andy McSmith *
Desde Beirut

Una joven manifestante logró interrumpir una conferencia de prensa de Tony Blair al final de su viaje al Líbano, donde fue boicoteado por los líderes políticos de la poderosa comunidad chiíta. La llegada de Blair a Beirut provocó una manifestación de dos mil libaneses. Su automóvil pasó en medio de la policía fuertemente armada y de tropas que estaban en la calle para mantener bajo control a los manifestantes. Una gran parte de Beirut fue sellada con alambre de púas y barreras de cemento.

En un intento de escurrirse a través de la red de seguridad para interrumpir la conferencia de prensa conjunta con el primer ministro libanés, Fouad Siniora, una activista de la paz, Caoimhe Butterly, desenrolló una bandera que atacaba a Israel y declaró: “Esto es un insulto para los miles de libaneses que han muerto como resultado de las políticas de Blair”. Siniora recalcó que el Líbano era una democracia que toleraba la libertad de expresión. Y elogió el rol de Blair como mediador y dijo que el daño causado al Líbano durante el conflicto podría haber sido peor si no hubiera sido por su intervención.

Blair defendió su papel en el conflicto al insistir en que la paz podía llegar a Medio Oriente a través de un acuerdo firmado por Israel y Palestina, y que era necesario hablar con ambos lados. Blair debía reunirse con el vocero del Parlamento, Nabih Berri, que actúa como mediador entre Hezbolá y el gobierno. Pero el personal de Downing Street tuvo que admitir que la reunión se había suspendido. Berri, quien estaba en Ginebra durante el fin de semana, había pensado que no valía la pena regresar a Beirut para la cita. Los ministros de trabajo y energía del Líbano que están alineados con Hezbolá también se negaban públicamente a reunirse con Blair. El boicot chiíta sucede a continuación de la advertencia del domingo del clérigo Sayyed Mohammed Hussein Fadlallah de que Blair no es bienvenido.

Blair prometió 22 millones trescientos mil dólares para reparar los daños producidos por la guerra, que están estimados en 4800 millones de dólares, así como 20 millones de dólares para financiar la fuerza de paz de la ONU. El buque “HMS York” ayudará a patrullar la costa.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Una activista sorteó la seguridad e interrumpió la conferencia.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.