ECONOMíA

Rato celebró su triunfo sobre Argentina y Brasil

El titular del FMI destacó el apoyo a su plan para el organismo, pese a las críticas de Miceli y Mantega. El Banco Mundial pidió volver a Doha.

El apoyo de Estados Unidos y las potencias europeas al proyecto de reestructuración del FMI fue “abrumador” y barrió con las críticas de Argentina, Brasil y otros países sudamericanos. El titular del Fondo Monetario, Rodrigo Rato, vivió ayer su día de gloria. Dio el discurso principal en la asamblea del organismo y destacó el respaldo a su iniciativa, que dará mayor representación y poder de voto a cuatro países, aunque la mayoría de las economías en vías de desarrollo no lograrán igual trato.

Rato celebró la aprobación “abrumadora” de la primera fase de reformas al FMI y buscó convencer a los representantes de los 184 países miembro de que los cambios serán positivos para todos. A la vez, minimizó las críticas de la mayoría de las naciones sudamericanas, que votaron en contra de la propuesta. La aprobación del proyecto tuvo “una tremenda importancia”, enfatizó. El 90,6 por ciento de los votos fue a favor, gracias al peso que tienen Estados Unidos y los principales países de Europa en la asamblea de gobernadores. El rechazo de Argentina y otros países de la región quedó diluido por el bajo poder de voto que corresponde a ese grupo.

“No recuerdo ningún país que haya dicho ‘no quiero que esto pase’, lo que hubo fueron países que dijeron ‘quiero que pase de esta manera’”, indicó Rato, para restar importancia a la clara oposición de aquel conjunto de países. Las críticas fueron porque se amplía el poder de voto de México, China, Turquía y Corea del Sur, pero sin que ocurra lo mismo con las demás naciones subdesarrolladas.

El segundo tema saliente del discurso de Rato de ayer fue más amigable con las economías emergentes. Se quejó por la suspensión de las negociaciones de la Ronda de Doha de la OMC (Organización Mundial de Comercio), lo que calificó con “un hecho profundamente decepcionante y perjudicial”. El punto saliente de las negociaciones era que Estados Unidos y Europa accedieran a reducir los subsidios agrícolas y las trabas a las importaciones. Sin embargo, no lo hicieron. Rato no atacó esa negativa, sino que les pidió recapacitar a ambas partes.

“Los países del G-7 y las principales economías emergentes deben intervenir de inmediato para preservar los logros alcanzados hasta ahora en las negociaciones y para volver a encarrilar la Ronda de Doha”, exhortó. “Lo que está en juego es demasiado importante como para aceptar el fracaso”, insistió.

Por su parte, el presidente del Banco Mundial (BM), Paul Wolfowitz, agregó que Estados Unidos “debe aceptar un mayor recorte de los subsidios agrícolas” y la Unión Europea (UE) debe “reducir las barreras que impiden el acceso a su mercado”. A pesar de ello, Wolfowitz pidió que China, India y Brasil “reduzcan sus aranceles sobre los productos manufacturados”.

Los países agrícolas que integran el Grupo Cairns, que propugnan la liberación del comercio internacional en ese rubro, se reunirán hoy en Australia. Argentina, Brasil y Chile participan del nucleamiento. Por la Argentina participará el secretario de Comercio y Relaciones Económicas Internacionales, Alfredo Chiaradía. La Ronda de Doha fue suspendida sin fecha en junio pasado. Rato reclamó su reapertura.

Compartir: 

Twitter
 

Paul Wolfowitz, presidente del Banco Mundial, pidió por Doha.
SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.