ECONOMíA

Economía pagó menos de 8 por ciento por 500 millones

Economía colocó ayer 500 millones de dólares en títulos de deuda Bonar VII por los que pagó una tasa del 7,71 por ciento, menor al 8,03 que debió abonar en noviembre. La secretaría de Finanzas informó el resultado de esta licitación en la que recibió ofertas por 1729 millones de dólares, triplicando el monto a colocar. Ese interés estuvo relacionado con el riesgo país, que alcanzó ayer su mínimo histórico en 186 puntos. Ese indicador terminó así a sólo cuatro del brasileño. En ese contexto, el dólar cotizó a 3,08 pesos para la compra y 3,11 para la venta. Sólo el saldo de las acciones desentonó: las líderes bajaron 1,3 por ciento.

“Esta fue una muy buena colocación porque bajó la tasa y se amplió la base de inversores”, destacó una fuente del Palacio de Hacienda en referencia al Bonar VII. Además, en un análisis técnico, esa licitación tuvo una sobretasa menor que las emisiones anteriores respecto de una similar del Tesoro de los Estados Unidos. Durante la colocación de septiembre, el Bonar VII tuvo un “spread” respecto de esos títulos de 3,64 puntos porcentuales, en la de noviembre fue de 3,56 y en la de ayer fue de 2,87 por ciento. Economía tenía la autorización para emitir hasta 1000 millones de dólares de este título, que paga un cupón de 7 por ciento anual con fecha de vencimiento en diciembre de 2013 y goza de gran liquidez en el mercado.

Las ofertas aceptadas en el tramo competitivo fueron por 326,7 millones de dólares, y otros 173,2 millones correspondieron por el no competitivo. El precio de corte fue de 990 dólares por cada lámina de 1000 valor nominal, lo que dejó un rendimiento semianual asociado (yield) de 7,71 por ciento. De esta manera, el Palacio de Hacienda realizó la tercera colocación de estos títulos, siempre por el mismo monto, y logró cumplir con las expectativas de alcanzar un costo menor al 8 por ciento anual.

La semana pasada, el secretario de Finanzas, Sergio Chodos, viajó a México y los Estados Unidos para participar en distintos foros internacionales donde dio cuenta de la solidez del sistema económico argentino, lo que generó buenas expectativas entre los asistentes. Esta nueva emisión de Bonar VII se llevó adelante en un clima favorable para esos títulos, que se traduce en un riesgo país (marca la sobretasa de los bonos domésticos en comparación con títulos emitidos por los Estados Unidos) que en estos días alcanzó su mínimo histórico de 186 puntos básicos.

La última licitación de Bonar VII se produjo en noviembre del año pasado, a una tasa del 8,03 por ciento, por debajo del 8,40 por ciento que se pagó a comienzos de septiembre por una emisión similar. A mediados de octubre también se habían colocado 1000 millones de dólares del “Bono del Sur”, que comprendía títulos argentinos por 500 millones de dólares y otro tanto en bonos venezolanos. En total, Economía ya emitió deuda en Bonar VII por 1500 millones de dólares y aún tiene la posibilidad de salir al mercado para licitar otros 500 millones de dólares.

El clima no fue festivo, en cambio, en el recinto bursátil. Luego de varias ruedas con resultado positivo, ayer los papeles culminaron en promedio con saldo negativo. El lote de las empresas más representativas de la Bolsa terminó 1,3 por ciento abajo, de tal manera que el índice Merval quedó en la zona de las 2044 unidades. La participación de Tenaris con un retroceso del 2,9 por ciento marcó en buena medida el rumbo de los negocios en la rueda. Otras bajas de importancia se anotaron Pampa Holding, que retrocedió 3,3; Grupo Galicia, 2,1; Acindar, 1,8; y Petrobras Brasil, que perdió 1,7 por ciento. Las acciones reunieron negocios por 39 millones de pesos y los títulos públicos contabilizaron 291 millones.

Compartir: 

Twitter
 

Felisa Miceli, ministra de Economía. La tasa que pagará por el Bonar VII será de 7,71 por ciento anual.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.