ECONOMíA

Los mercados internacionales se agitan como en una montaña rusa

El clima financiero quedó marcado por una fuerte volatilidad. Hubo bajas en las principales bolsas del mundo y Buenos Aires no fue la excepción. Analistas coinciden en restarle gravedad.

 Por Claudio Zlotnik

Los mercados financieros tuvieron otra jornada de gran volatilidad. La Bolsa de Buenos Aires, que después del mediodía mostraba un quebranto cercano al 5,0 por ciento, terminó algo mejor, con un signo negativo del 1,4 por ciento. También retrocedieron los títulos de la deuda, entre 1,1 y 1,3 por ciento. Los principales recintos del mundo atravesaron un recorrido similar. Hubo caídas en Wall Street, San Pablo, Europa y Asia.

El Dow Jones retrocedió 0,3 por ciento, y el tecnológico Nasdaq, el 0,5. San Pablo lo hizo en esa misma magnitud, mientras que las caídas en Europa fueron de entre 0,3 (Alemania) y el 1,2 por ciento (París, Roma). Estas nuevas bajas confirman que, después de un semestre de continuas alzas, el panorama cambió en los mercados.

En las últimas horas hubo varios bancos internacionales que sacaron reportes especiales sobre la situación actual. El consenso entre analistas y grandes inversores es que el mundo financiero no está frente a una crisis global, como la de hace una década. Uno de esos bancos, Lehman Bro-thers, comentó a sus clientes que no hay demasiado de qué preocuparse: a lo sumo, habrá que acostumbrarse a cierta volatilidad. El HSBC, a su vez, rescató los altos niveles de liquidez, en un contexto de tasas de interés bajas a nivel internacional.

Estas aseveraciones optimistas no descartan la posibilidad de que igualmente se produzcan olas de ventas de activos, en medio de rumores cruzados y la difusión de datos económicos. La versión que gatilló órdenes de ventas fue que varios fondos de inversión internacionales estarían a punto de desarmar parte de sus carteras en Estados Unidos y en mercados emergentes. Son fondos que en su momento tomaron créditos en Japón, a una tasa de interés nula, y con ese dinero barato adquirieron acciones en otros países de Asia, Estados Unidos y América latina. Este mecanismo, denominado carry trade, es altamente especulativo y en un clima nervioso en el mercado se produjeron ventas masivas. La versión fue que Japón dejaría revaluar su moneda, lo que provocaría fuertes pérdidas de capital a los inversores. Ese era el clima cuando se veía venir un “jueves negro”.

Sin embargo, el escenario se modificó después del mediodía, una vez que en Estados Unidos se conoció un dato económico que los operadores consideraron positivo: la actividad industrial mostró una expansión más fuerte que la esperada, luego de la contracción de enero.

La difusión de ese dato mejoró las expectativas, ya que los inversores están muy atentos a si la economía de Estados Unidos se encamina a una recesión, tal cual vaticinó Alan Greenspan, o si, por el contrario, se robustecerá en los próximos meses, como pronosticó el titular de la Reserva Federal, Ben Bernanke. Lo más probable es que esta pulseada entre los gurúes más escuchados por Wall Street se convertirá en un clásico de las mesas de operaciones durante los próximos meses.

Un escenario de fuerte desaceleración de la economía estadounidense afectaría al resto. Por ahora, no es evaluado como el más probable, pero está claro que los financistas monitorean cada dato económico.

En la city porteña coinciden en que la robustez de las cuentas públicas, el fuerte impulso de la economía y las acotadas necesidades financieras juegan decididamente a favor de la Argentina. A este diagnóstico suscribe José Echagüe, director de AGM Consultores, aunque advierte que los activos financieros locales no estarán exentos de la volatilidad importada desde el exterior. En ese contexto, los bonos surgidos de la última reestructuración cayeron entre 1,1 y 1,3 por ciento. El cupón atado al PIB cedió 2,6 por ciento. Respecto del mercado accionario, el balance deparó sólo 7 alzas, 48 bajas y 12 papeles sin cambios. El dólar, ajeno a los movimientos, cerró a 3,12 pesos para la venta.

Compartir: 

Twitter
 

Como es común en un clima convulsionado, abundan los rumores y las acciones especulativas.
Imagen: Daniel Jayo
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.