EL PAíS › LOS GREMIOS RECHAZARON LA NUEVA OFERTA BONAERENSE

El paro docente se acerca

 Por Nora Veiras

El gobierno bonaerense elevó la propuesta salarial a los docentes pero no logró disuadir a los gremios. Al contrario, la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) anunció un paro de cinco días a partir del lunes y el Sindicato Unico de Trabajadores de la Educación (Suteba) uno de 48 horas. Hoy se reunirán los cinco sindicatos que participan en la paritaria para armonizar una protesta común. El gobernador Felipe Solá calificó de “absurdo” el rechazo porque “nunca hemos dado un aumento así. Nuestra oferta implica un aumento del 22 al 23 por ciento promedio y queremos que empiecen las clases”. En público, el diálogo parecía haberse roto pero en privado los contactos se multiplicaron. El ministro de Educación, Daniel Filmus, dijo anoche a Página/12 que “la puerta está abierta y la Nación está apoyando a la provincia”. Por otro lado, seguían las conversaciones oficiosas entre funcionarios de Solá y los gremios. Hoy sería el Día D de un conflicto que involucra en forma directa a 270 mil docentes y 4,5 millones de alumnos.

A primera hora de la mañana, el ministro de Economía, Gerardo Otero, oficializó la nueva oferta: 1040 pesos de salario inicial para cada cargo docente de jornada simple, la incorporación al básico de 105 pesos en dos cuotas –55 pesos a partir de marzo y 50 en agosto– y 110 pesos para todos; en el caso de los que no tienen antigüedad un plus para completar 200 pesos. “Esto asegura que ningún docente, por efecto de este acuerdo, reciba menos de 200 pesos de aumento en su salario de bolsillo por cargo, hasta un máximo de dos”, explicó la directora general de Escuelas, Adriana Puiggrós, y pronosticó: “Estoy convencida de que el lunes comienzan las clases”.

Para mostrar el esfuerzo presupuestario, el staff de Solá señala que “la oferta que habíamos hecho el lunes de 1040 pesos de salario inicial por cargo más los 85 pesos al básico en dos cuotas implican 750 millones de pesos más en la masa salarial, esta nueva propuesta demanda 1050 millones”. Solá advirtió que “estamos sorprendidos, pensamos que (los gremios) iban a tener una reacción favorable a una oferta tan buena y están perjudicando a centenares de miles de docentes que no van a cobrar esto pudiendo hacerlo”. En buen romance, si hay huelga no hay aumento.

El secretario general del Suteba, Roberto Baradel, dijo que “estamos abiertos a una nueva propuesta que no achate la escala salarial”. Como ejemplo de la diferencia entre lo que piden y lo que les ofrecieron precisó: “La nueva oferta implica que el maestro que recién ingresa a la docencia cobrará 200 pesos más, mientras que el que tiene 24 años de antigüedad apenas 232 pesos; con nuestro pedido el que tiene la máxima antigüedad llegaría a 350 pesos más”. El dirigente asegura que la Nación ya le garantizó a la provincia 400 millones de pesos extras para evitar que el conflicto estalle en el principal distrito educativo y electoral del país.

La negociación está plagada de sospechas cruzadas. Los dirigentes gremiales creen que el lunes cuando el gobierno bonaerense ratificó la propuesta que había sido rechazada el viernes, en realidad tenían fondos para haberla mejorado. “Están especulando con conseguir más apoyo de la Nación pero en el medio creció la bronca de los maestros, sintieron que nos estaban bicicleteando, cometieron un error político: los mandatos de paro fueron imparables”, repetían. Las posibilidades de acercar posiciones pasan por aumentar el monto y achicar los plazos de incorporar sumas al básico (el monto sobre el que se calcula el plus por antigüedad, que llega al 120 por ciento del sueldo a los 24 años) y garantizar doscientos pesos para todos. Los cálculos continuarán hoy contrarreloj. El lunes es el inicio del ciclo lectivo y está previsto que el presidente Néstor Kirchner lo inaugure en el partido de Merlo junto con el ministro de Educación de la Nación, Daniel Filmus, el candidato oficialista a jefe de Gobierno porteño. Es obvio que un paro sería el contexto menos redituable para esa ceremonia.

El panorama nacional ofrece otros flancos de conflicto. En Tucumán, Corrientes y Santa Fe, el año escolar empezó ayer con medidas de fuerza. En Chaco, dos sindicatos que no integran la Ctera realizaron medidas de fuerza. Mendoza aceptó la oferta oficial a último momento. Para el lunes se prevén conflictos en Buenos Aires, San Juan y Neuquén. El titular de la Ctera y de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), Hugo Yasky, informó que el congreso de la entidad decidió ayer “apoyar activamente las demandas de las entidades provinciales en conflicto por recomposición del básico y eliminación de los pagos en negro” y rechazar “la imposición de prácticas desleales a través de instrumentos como el presentismo, que obligan a los docentes a optar entre salud y salario”. Santa Cruz es la provincia con el básico más bajo del país: 160 pesos y con el presentismo más alto: 250 pesos. La letra chica de los acuerdos provinciales muestra las dificultades de garantizar las clases más allá de los anuncios nacionales.

Compartir: 

Twitter
 

La paritaria docente deliberó ayer, pero no hubo acuerdo.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.