EL PAíS

APOSTILLAS

- Además de los miembros de la Asamblea Legislativa, casi todo el gabinete (salvo el canciller Jorge Taiana, de gira por Sudáfrica) presenció el discurso presidencial en el recinto de la Cámara de Diputados. También lo hicieron varios miembros de la Corte Suprema (Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Raúl Zaffaroni); los gobernadores peronistas Felipe Solá (Buenos Aires), Juan Manuel De la Sota (Córdoba), Mario Das Neves (Chubut), Jorge Busti (Entre Ríos), José Luis Gioja (San Juan), los radicales K Julio Cobos (Mendoza) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y el jefe de Gobierno porteño, Jorge Telerman.

- No sólo Elisa Carrió faltó a la sesión. Carlos Menem, su sobrino Adrián y Chiche Duhalde tampoco quisieron escuchar las palabras presidenciales. Juan José Alvarez ni apareció por el Congreso. Igual que Luis Barrionuevo y su esposa Graciela Camaño, aunque por diferentes motivos: el dirigente gastronómico ya está de campaña en Catamarca, donde el 11 de este mes disputará la gobernación provincial.

- Con la idea de sacarse de encima el estigma de ser uno de los diputados que menos asistencia tiene a las sesiones, Mauricio Macri presenció en su banca “casi todo el discurso de Kirchner”, porque llegó tarde. Con menos culpa, el radical Federico Storani, que tiene el record de ausencias en la Cámara de Diputados durante el año pasado, apenas siguió unos párrafos del discurso de Kirchner: se levantó y se fue.

- La inclemencia del temporal también se hizo sentir dentro del recinto: una gota cayó casi todo el tiempo sobre el estrado desde el que habló el Presidente y muy cerca de Daniel Scioli. En tanto, la arista Lidia Naim cada tanto secaba su banca: una gotera mojaba sus papeles.

- La interna del PJ entrerriano se coló en medio del discurso de Kirchner. Desde una de las bandejas superiores del recinto, una de las personas que se identificaba con un cartel que decía Santa Elena interrumpió el discurso presidencial al grito de “justicia”. La referencia era contra el candidato bustista de esa localidad, sobre el que pesarían algunas denuncias judiciales. La seguridad se encargó de sacarlo del palco.

- Hebe de Bonafini y otras Madres de Plaza de Mayo, con sus clásicos pañuelos blancos, presenciaron desde un palco el discurso del Presidente. Sus vecinos de bandeja y a escasos pasos eran los representantes de las Fuerzas Armadas y las fuerzas de seguridad. Ambos se ignoraron.

- Miles de papelitos recibieron al Presidente en su ingreso al recinto. Los más chicos, en celeste sobre blanco, alentaban con un “fuerza Kirchner”. Otros, en cambio, llevaban una clara identificación de varios candidatos: Vivona, del municipio bonaerense de Malvinas Argentinas, y del jefe de la bancada kirchnerista, Agustín Rossi, en Santa Fe.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.