ECONOMíA

Mejora la distribución del ingreso, pero todavía es similar a los ‘90

La brecha de ingresos entre el grupo más rico de la población y el más pobre se redujo de 36 a 30 veces. La brecha en la actualidad todavía es equivalente a la de la década menemista.

La brecha de ingresos entre el 10 por ciento más rico de la población y el 10 por ciento más pobre se redujo en el último año: pasó de 36 veces en el primer trimestre de 2006 a 30 veces en el primer trimestre de 2007. La mejora es todavía más notable si se compara con el tercer trimestre de 2003, cuando la diferencia de ingresos llegó a 56 veces. Sin embargo, la brecha en la actualidad todavía es similar a la que había a mediados de los noventa.

Según el informe que distribuyó ayer el Indec, en el primer trimestre del año, para un total de 31 aglomerados urbanos, el ingreso per cápita familiar en la cúspide de la pirámide socioeconómica era de 2201 pesos mensuales, mientras que el ingreso per cápita del grupo más pobre era de 73 pesos. El ingreso medio total declarado por las familias del estrato más alto era de 6678 pesos mensuales, mientras que para las familias más pobres rondaba los 337 pesos.

En los datos captados por la encuesta permanente de hogares siempre existe subdeclaración de ingresos, en particular entre los estratos más altos. Para el Indec, el “decil” de mayores ingresos (“las familias del 10 por ciento más rico”) comprende a 2,4 millones de personas que se reparten en total unos 5302 millones de pesos mensuales por diversos conceptos (rentas, salarios, remuneraciones, etc.), mientras que para el “decil” de familias de menores ingresos, el ingreso total mensual es de sólo 176 millones de pesos.

Si la medición se hace tomando en cuenta sólo el ingreso individual de los perceptores de ingresos, metodología utilizada tradicionalmente por el Indec, 1,3 millón de perceptores (integrantes del decil más alto) se quedan con el 34,4 por ciento (5154 millones de pesos mensuales) del ingreso total, mientras que 1,3 millón del decil más bajo recibe sólo el 1,2 por ciento de la torta. El ingreso medio individual del grupo más acaudalado es de 3974 pesos, mientras que en el grupo más pobre apenas llega a 140 pesos.

En el Gobierno aseguran que la mejora en la distribución del ingreso responde a los aumentos salariales negociados en los últimos tres años, que en particular desde 2005 superaron la evolución del índice de precios al consumidor. De hecho, el año pasado, la pauta oficial para las paritarias salariales era del 19 por ciento, frente a una inflación del 9,8 por ciento, mientras que este año la mayoría de los gremios cerraron aumentos que superaron el número testigo de 16,5 por ciento.

“Los resultados en términos distributivos se asocian al crecimiento con inclusión social, que acumula 20 trimestres consecutivos. La política económica contempla en cada una de sus decisiones los efectos sobre la igualdad y la inclusión social y no espera un efecto derrame natural”, afirman en el equipo de Felisa Miceli.

Las cifras del Indec también muestran una mejora en el llamado “coeficiente de Gini” que, a diferencia de la brecha de ingresos (que mide la distancia de ingresos entre los extremos), evalúa el reparto en el conjunto de la sociedad. El Coeficiente de Gini arroja siempre un valor entre 0 y 1, siendo 0 una situación de equidad total, mientras que el 1 equivale la mayor desigualdad posible. A nivel internacional este coeficiente adopta un valor de 0,3 en aquellos países donde la brecha entre ricos y pobres es menor y de 0,6 en las sociedades más desiguales.

En el último año, el Gini se redujo levemente: de 0,494 a 0,490. Pero para Economía, lo importante es que “en el análisis tendencial se aprecia una mejora continua desde fines de 2002”. En el tercer trimestre de 2003, momento de máxima desigualdad posterior a la crisis de 2002, el coeficiente llegó a medir 0,550. Sin embargo, dejando de lado la comparación con el pico de la crisis, de nuevo, los actuales valores del Gini son similares a los de mediados de los noventa (1995-1999), cuando se consolidó en Argentina un nuevo patrón distributivo.

Compartir: 

Twitter
 

El ingreso medio total declarado por las familias del estrato más alto era de 6678 pesos.
Imagen: Mecon
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.