ECONOMíA

La plaza bursátil tuvo una jornada de montaña rusa de las cotizaciones

Los títulos públicos son los activos que más sufrieron en una sesión con fuertes variaciones en los precios por la inestabilidad del mercado internacional. El dólar cerró en 3,16 pesos.

 Por Claudio Zlotnik

Los bonos de la deuda registraron ayer una nueva caída, del 2,5 por ciento en el caso de los papeles emitidos tras la reestructuración, una tendencia que estuvo a contramano de lo ocurrido en otras plazas de la región. La recuperación de la última parte de la rueda bursátil no alcanzó para revertir el signo negativo. En cuanto al dólar, el Banco de la Provincia de Buenos Aires vendió alrededor de 30 millones de dólares para evitar un recalentamiento del mercado cambiario. Si bien la cotización cerró sin modificaciones en las casas de cambio, a 3,16 pesos, en el segmento mayorista hubo un alza de un centavo, hasta 3,132 pesos.

En medio de la fuerte volatilidad financiera a nivel global, el mercado argentino aparece como uno de los más perjudicados. Los papeles Par y Discount nominados en pesos cayeron 2,5 por ciento, mientras que el cupón atado al Producto cedió un 3,6. El Bogar con vencimiento en 2018, uno de los títulos más representativos en moneda local, perdió 2,5 por ciento. Les fue mejor a los bonos dolarizados, que tan sólo perdieron 0,2 por ciento en promedio. Hasta una hora antes del final de la jornada, los papeles en pesos mostraban bajas del 4 por ciento en promedio.

Ayer se aceleró la corrida en contra de los títulos de la deuda argentina. Hay grandes fondos internacionales que, ante el giro en la coyuntura financiera global, están vendiendo esos activos para comprar otros que creen más seguros, como los bonos brasileños, mexicanos o, más aún, del Tesoro de los Estados Unidos. También se notó a inversores que se habían endeudado para adquirir bonos liquidándolos en el mercado. Eligieron esa alternativa antes que reforzar la garantía que habían dejado al tomar el préstamo.

Distintos bancos, locales y extranjeros, consultados por Página/12 coincidieron en que la turbulencia bursátil internacional tiene un mayor impacto en la Argentina por culpa de la intervención en el Indec. Los mismos operadores que hasta hace algunas semanas seguían comprando papeles en pesos ajustados por la inflación a pesar de la política oficial en ese instituto ahora salieron a rematarlos en medio de los temores que genera la agitación financiera internacional.

Esa aversión al riesgo argentino se refleja en las cotizaciones. Mientras la tasa implícita del Discount asciende al 9,85 por ciento anual, la de su similar brasileño (el Brasil 2040) es del 6,20 por ciento. Hasta hace un mes, la diferencia entre el rendimiento de un bono argentino y uno parecido de Brasil era de un punto y medio. Ahora es de 3,5 puntos. Ayer, los títulos del país vecino subieron un uno por ciento en promedio, lo mismo que los venezolanos.

Otro dato que muestra claramente lo complicado de la situación es el rendimiento del Bonar X en pesos (vencimiento en 2017). Ahora es del 14,9 por ciento anual. Cuando este título fue colocado hace un mes y medio, el Gobierno asumió un costo del 11,7 por ciento.

Fuentes oficiales dejaron trascender que, a pesar de que los mercados de crédito voluntario están cerrados para la Argentina, el Tesoro ya cuenta con los 2700 millones de dólares para afrontar, mañana, el vencimiento de capital e intereses del Boden 2012. La mayor parte del dinero ya se encuentra depositado en una cuenta especial en el Banco Central.

En el contexto turbulento, el BC intervino, a través del Banco Provincia, en el mercado cambiario. En total se vendieron 30 millones de dólares para mantener el tipo de cambio en 3,13 pesos en el segmento mayorista. El Central prefirió esta estrategia y privilegió una nueva baja de la tasa interbancaria, que ya está en el 12 por ciento anual. Las reservas terminaron en 44.140 millones de dólares, 50 millones por debajo de anteayer. En la autoridad monetaria explicaron que esa caída se debió a un vencimiento que se giró al Banco Mundial y a la depreciación del euro y de la libra esterlina frente al dólar.

Compartir: 

Twitter
 

Los bonos registraron una caída promedio del 2,5 por ciento. Los papeles argentinos, más castigados.
Imagen: AFP
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.