ECONOMíA

La importación de China atemoriza a los textiles

En el evento anual organizado por la Fundación ProTejer, los industriales advirtieron sobre el peligro chino. Saludaron las restricciones a las importaciones anunciadas por la Aduana.

 Por Fernando Krakowiak

A pesar de las medidas anunciadas por el Gobierno para restringir las importaciones, los productos de China y otros países asiáticos continúan siendo el principal temor de los empresarios textiles. En un encuentro organizado ayer por la Fundación ProTejer, los industriales aseguraron que para este año las importaciones del gigante asiático se proyectan por encima del record de 1170 millones de dólares alcanzado en 1998. Además advirtieron que en enero vencen los derechos específicos que se aplican a las importaciones de los países que no integran la Organización Mundial del Comercio, como Vietnam. El titular de la Aduana, Ricardo Echegaray, buscó llevar tranquilidad y aseguró en la apertura del evento que los industriales tienen en ese organismo un “aliado estratégico para resguardar el desarrollo productivo”.

El Gobierno anunció la semana pasada una batería de medidas paraarancelarias para frenar las importaciones de China, India, Corea, Tailandia, Bangladesh y Camboya, entre otras naciones integrantes del Grupo 4, una denominación de la Aduana que se refiere a países que envían productos industriales de consumo ciento por ciento terminados. El combo incluyó mayores restricciones en los controles aduaneros y la fijación de licencias no automáticas para resguardar la producción nacional. Son todas medidas paraarancelarias, pues como China forma parte de la OMC no se le puede aplicar un arancel mayor al 35 por ciento.

“Hay un fuerte trabajo en todo el ámbito del Ministerio de Economía en el monitoreo de las importaciones y la implantación del mecanismo de valores-criterios viene teniendo resultados positivos en el combate contra la subfacturación”, aseguró Echegaray ayer. Sin embargo, el funcionario advirtió que falta la firma de un acuerdo de intercambio de información con la Aduana china para poder corroborar oficialmente los valores de las facturas que presentan los importadores. El objetivo es evitar la subfacturación y la presentación de facturas falsas en los casos en que el precio supere los valores de referencia establecidos por el organismo.

La mayoría de los especialistas invitados al encuentro coincidieron en que China es el “gran depredador” de las industrias nacionales a nivel mundial, por sus bajos costos de producción. “En China se puede producir a costos sensiblemente menores a los de cualquier otro lugar del mundo, porque la escasez de empleo da la posibilidad a campesinos pobres de insertarse en talleres informales, donde desempeñan tareas sin cobrar ningún salario, a cambio de casa, comida y capacitación”, afirmó Jean Ruffier, profesor de la Universidad francesa de Lyon, y agregó que esa práctica no se va a acabar hasta dentro de 20 a 30 años porque para los campesinos pobres “es una oportunidad trabajar así”.

Además de preocuparse por China, los textiles también llamaron la atención por lo que puede ocurrir a partir de enero de 2007, cuando se eliminen los derechos específicos que actualmente se les aplican a los países que no forman parte de la OMC. Su esperanza era que la Secretaría de Industria prorrogase ese gravamen, pues resulta una barrera más efectiva que la fijación de valores de referencia. Sin embargo, fuentes del sector destacaron a Página/12 que en el Ministerio de Economía dejarían caer la protección y para compensar están negociando con Brasil la posibilidad de elevar el Arancel Externo Común del Mercosur que se les aplica a esos países.

Compartir: 

Twitter
 

Ricardo Echegaray, titular de la Aduana, en ProTejer.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.