ECONOMíA › ENCUENTRO ENTRE HUGO MOYANO Y JULIO DE VIDO

Señales a quien quiera verlas

 Por Raúl Dellatorre

Ayer el titular de la CGT, Hugo Moyano, realizó una visita al ministro de Planificación, Julio De Vido, que debería considerarse altamente significativa, más desde lo gestual que por las decisiones tomadas. Lo que se dejó trascender es que fue “un encuentro de trabajo” donde conversaron de diferentes temas del área de transporte –Moyano fue acompañado de los dirigentes sindicales de taxistas, de embarcados, de dragado y balizamiento, y de ferroviarios– y la relación entre los gremios y el Gobierno en esta etapa de transición. Lo que quedó expuesto, sin embargo, es que dos dirigentes cuestionados, uno en el seno del Gobierno y otro frente a distintos sectores sindicales, decidieron en esta instancia mostrarse juntos y aliados para resistir el embate de quienes, en sus respectivos ámbitos, buscan desplazarlos.

“No hubo definiciones, fue una reunión más protocolar que otra cosa”, señaló uno de los participantes del encuentro. “Habrá que esperar la designación de los responsables de cada área antes de avanzar en cualquier terreno”, fue una de las frases repetidas. Pero está claro que Moyano y De Vido sabían de antemano de esta limitación. Sin embargo, decidieron mostrarse juntos, a pesar de todas las especulaciones que el encuentro levantaría. O quizás precisamente por eso.

Los dos indiscutidos “hombres fuertes” del Gobierno y el sindicalismo, hasta no hace mucho, hoy son duramente cuestionados cada uno en su ámbito. La enunciación de una futura concertación o acuerdo social volvió a poner en alerta a los sectores políticos, económicos y sociales, que buscan revalidar títulos para no quedar afuera de la mesa que se forme. En este sentido, De Vido y Moyano parecerían haber hecho su apuesta jugando como aliados.

Hace pocos días, un confuso episodio puso en entredicho la relación entre un viejo allegado a Moyano, Ricardo Cirielli –actual subsecretario de Transporte Aerocomercial– y un estrecho colaborador de De Vido, Ricardo Jaime –secretario de Transporte–. Cirielli presentó una denuncia ante la Fiscalía Nacional de Investigaciones Administrativas contra un asesor de Jaime, Hilario Lagos, por un supuesto pedido de coimas a empresarios de líneas aéreas. Jaime respondió esta denuncia abriendo un sumario administrativo y declaró que Lagos había ingresado en el área “por pedido de Cirielli en el año 2004”, haciendo notar que el subsecretario no le había informado sobre el hecho antes de hacer la denuncia. Sin embargo, las fuentes oficiales aseguran que el tema no se tocó en la reunión de ayer entre los supuestos “referentes políticos” de los dos Ricardos. En medio de este clima caldeado, De Vido y Moyano concretaron el encuentro, que los voceros calificaron de “meramente protocolar”.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.