EL MUNDO › LA VISITA REAL A CEUTA Y MELILLA LOS DEJO AL BORDE DEL QUIEBRE

Tensión entre España y Marruecos

El rey de Marruecos dio a entender que la visita de Juan Carlos a los enclaves españoles tuvo visos de colonialismo.

 Por Oscar Guisoni

Desde Madrid

El rey de Marruecos, Mohamed VI, condenó con dureza la visita de los reyes de España a las ciudades de Ceuta y Melilla, los dos últimos enclaves españoles en el norte de Africa. En un comunicado oficial el monarca calificó el hecho como “un acto nostálgico de una era sombría y decididamente superada” en alusión al colonialismo español, y advirtió sobre “las consecuencias de la visita que podrían poner en peligro el futuro y la evolución de las relaciones entre los dos países”. Es el episodio de máxima tensión diplomática entra ambos países desde que Marruecos intentara recuperar por la fuerza a mediados de 2002 la isla Perejil.

La visita real española, la primera en 32 años de reinado de Juan Carlos I, fue recibida ayer por multitudes en Melilla, y se repitieron los episodios de furor nacionalista que se habían dado el día anterior en Ceuta. Los habitantes de ambas ciudades se encuentran en una posición en la que el deseo y las ventajas de pertenecer a Europa se juntan con la sensación permanente de abandono por parte de la península, que no hace mucho por aumentar el bienestar de sus súbditos, que se hallan muy por debajo del nivel de vida de sus compatriotas al otro lado del Mediterráneo. La casa real española quiso saldar esa deuda y Marruecos puso el grito en el cielo, ya que considera a ambas ciudades parte inalienable de su territorio y que tarde o temprano deberán ser entregadas al país de norte de Africa como lo fue en su momento el antiguo Sahara Occidental. De hecho ayer se cumplía el 32º aniversario de la Marcha Verde, en el que se conmemora la recuperación por Marruecos de las provincias del sur, que antes pertenecían también a España.

Pero el conflicto diplomático que se ha producido durante estos últimos días debe ser leído también en clave económica y política desde otros ángulos, que van más allá del mero reclamo soberanista. En primer lugar, en España residen 334 mil marroquíes, lo que la transforma en la comunidad más numerosa dentro de los inmigrantes y una de las que mayores dificultades tienen para integrarse. Las fuerzas de seguridad están cada vez más preocupadas por el aumento de la actividad política radical islámica en los barrios pobres de las grandes ciudades, como es el caso del madrileño Lavapiés, de donde surgieron algunos de los integrantes del grupo que ejecutó los ataques terroristas del 11-M, entre los que se encontraban también un puñado de ciudadanos marroquíes. La visita de los reyes a Ceuta y Melilla corre el riesgo de tocar los sentimientos nacionalistas de esta comunidad, alejándola aún más de la integración.

De hecho, la red terrorista Al Qaida hace tiempo que ha comenzado a difundir mensajes en los que hace explícita mención a las ciudades ocupadas por España en el norte de Africa, a las que compara con la Palestina ocupada por los israelíes, y en los que también llama a recuperar Al Andalús, es decir la actual Andalucía. Al gobierno español le preocupa que estos mensajes comiencen a calar entre la población marroquí residente en la península, por lo que ayer trató de bajarle el tono y la importancia a la disputa diplomática. Desde Marruecos, el primer ministro, Abbas el Farsi, en otra muestra del fastidio que le provoca a su gobierno la visita real, hizo suyo parte de ese argumento cuando afirmó que “la descolonización sigue estando de actualidad en los escasos focos que persisten en el mundo, como Palestina ocupada y las ciudades de Ceuta y Melilla”.

Marruecos juega un rol geopolítico de primer nivel al compartir el paso de entrada al Mediterráneo con España. La administración marroquí ha hecho grandes esfuerzos para controlar la inmigración ilegal y combate la “guerra al terrorismo” de la mano de los occidentales.

Compartir: 

Twitter
 

Residentes de Melilla con banderitas españolas y fotos de los monarcas Sofía y Juan Carlos.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.