ECONOMíA › LA MORATORIA FACILITó LA REGULARIZACIóN DE 500 MIL TRABAJADORES

Blanqueo para medio millón

La Presidenta anunció que 502 mil trabajadores que se encontraban en la informalidad fueron inscriptos por sus empleadores. El beneficio condona intereses, multas y otras sanciones a los empresarios. Está vigente hasta fines de febrero.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner informó ayer que más de medio millón de trabajadores fueron regularizados a partir de la moratoria que lanzó el Gobierno, con aprobación del Congreso. “Gracias a este plan logramos bajar los niveles de informalidad y generar trabajo decente”, señaló la primera mandataria durante el acto organizado por el sindicato de los camioneros en el estadio de Vélez. Según indicaron a Página/12 desde la AFIP, el blanqueo alcanzó los 502.501 trabajadores, aunque el número seguirá creciendo porque los beneficios se mantienen otros dos meses. La iniciativa debía finalizar el 31 de agosto, pero fue extendida por 180 días (hasta el 28 de febrero de 2010). A partir de este régimen, los empleadores se beneficiaron con la anulación de la deuda tanto de capital como de intereses, multas, infracciones y cualquier otra sanción por parte del Estado.

La Presidenta dio a conocer la cantidad de trabajadores regularizados a partir de la moratoria aprobada el año pasado. Esto se anunció el mismo día en que el ministro de Economía, Amado Boudou, y el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, dieron a conocer un nuevo plan de facilidades para la regularización impositiva, que alcanzará a aproximadamente 800 mil contribuyentes, cuya deuda ascendería a los 8000 millones de pesos (ver aparte).

“Hoy hemos logrado que más de 500 mil trabajadores que estaban en negro puedan gozar de los derechos plenos de un trabajador registrado. Esto se logró gracias a la moratoria”, afirmó Cristina Kirchner en el acto de Hugo Moyano. El blanqueo fue debatido el año pasado en el Parlamento y recibió duras críticas de los principales partidos de oposición. Este régimen debía finalizar el 31 de agosto, pero a partir de una resolución de la AFIP se extendió hasta fines de febrero.

Dentro de la Ley 26.476, el título dedicado a la regularización del empleo se dividió en un capítulo sobre la regularización del trabajo en negro y otro apuntado a la promoción y protección del empleo ya registrado.

Para los casos de regularización de hasta diez trabajadores, se prevé la extinción del total de la deuda del empleador por falta de pago de aportes y contribuciones destinados a los diferentes subsistemas de la seguridad social: PAMI, Seguro de Salud, Fondo Nacional del Empleo, ART y Obras Sociales, entre otras.

Los empleadores que inicien una nueva relación o regularicen una preexistente gozarán de una reducción de sus contribuciones a la seguridad social del 50 por ciento en los primeros doce meses y del 25 por ciento en los doce meses subsiguientes. Además, la registración de los empleados no declarados producirá la liberación de las infracciones, multas y sanciones por incumplimientos a la Ley de Contrato de Trabajo.

Por otro lado, a los nuevos trabajadores en blanco se les reconocerá hasta 60 meses de aportes por tener derecho a la Prestación Básica Universal del sistema previsional y al seguro de desempleo. En tanto que los empleadores que blanqueen a más de diez trabajadores cancelarán las obligaciones de aportes y contribuciones hasta noviembre de 2008, desde el trabajador número 11.

“El interés resarcitorio o punitorio de cada una de las deudas que se incluyan y consoliden no podrá superar el 20 por ciento del respectivo capital. El interés mensual de financiación será del 0,50 por ciento”, había señalado la AFIP en el Boletín Oficial, el día de la reglamentación de la norma.

Según el ente recaudador, “las medidas fiscales anticíclicas –la moratoria y el nuevo plan de facilidades– tienen por objetivo crear una plataforma para el despegue económico de 2010”. El plan de regularización del trabajo en negro con beneficios impositivos para los empleadores finalizará el 28 de febrero de 2010, al igual que las nuevas facilidades de pago para los deudores impositivos, anunciada ayer. A partir de esta nueva iniciativa, se prevé incorporar a unos 800.000 contribuyentes que representan unos 8400 millones de pesos.

Compartir: 

Twitter
 

La moratoria para fomentar el blanqueo de trabajadores sigue abierta hasta el 28 de febrero próximo.
Imagen: Leandro Teysseire
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.