ECONOMíA › DESENDEUDAMIENTO Y CRISIS MUNDIAL

Todo bajo control

 Por Tomás Lukin

Durante 2012 el Estado deberá cancelar vencimientos de deuda en moneda extranjera con acreedores privados, locales e internacionales, por una cifra cercana a los 7000 millones de dólares. La aprobación del Presupuesto 2012 habilitó el uso de hasta 5674 millones de dólares de reservas internacionales del Banco Central para cancelar esas obligaciones. El monto que efectivamente se utilice de la tercera edición del Fondo de Desendeudamiento estará sujeto a la existencia de reservas de libre disponibilidad al momento de realizar esos desembolsos. La diferencia entre la porción que financien los recursos de la autoridad monetaria y el monto total a pagar se cubrirá con fuentes intra sector público, como pueden ser Banco Nación, Anses, PAMI y el mismo Banco Central.

En el equipo económico consideran que la deuda se presenta como una variable manejable en el actual contexto económico internacional y explican que continuarán con la política de desendeudamiento que comenzó hace ocho años. En el tercer trimestre del año el total de deuda bruta del sector público nacional representó 42,7 por ciento del PIB, 4,3 puntos porcentuales menos que el mismo período de 2010. En 2003 llegaba al 139 por ciento, una cifra similar a la que exhiben algunas economías europeas en crisis. En Grecia esa relación alcanza al 142 por ciento, en Italia es 119 por ciento y en Portugal se ubica en 93 por ciento. Pero Argentina no sólo redujo sus niveles de endeudamiento sino que evidenció una modificación estructural en la composición de su pasivo. La deuda con el sector privado, neta de los bonos en poder de los organismos estatales, representa solamente la tercera parte del total y llega al 14,3 por ciento del PIB.

Según los últimos datos disponibles de la Oficina Nacional de Crédito Público, la deuda pública total alcanzó la suma de 175 mil millones de dólares en el tercer trimestre del año. Si bien la relación entre la deuda y el PIB disminuye, el stock aumentó 8 mil millones de dólares respecto de fines de 2010. El incremento responde a la capitalización de intereses de algunos títulos y el ajuste de los papeles vinculados con el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER).

Las obligaciones totales que vencen en 2012 superan los 14 mil millones de dólares. Los vencimientos que corresponden a los acreedores privados, locales e internacionales, descienden a 10 mil millones de dólares. Los títulos denominados en moneda extranjera rondan el 70 por ciento. Esos pasivos serán cancelados con el Fondo del Desendeudamiento. Sin embargo, la utilización de más de 7600 millones de dólares de reservas y la activa intervención del Banco Central en el mercado cambiario para administrar la cotización del dólar frente a las presiones devaluatorias frenaron el proceso de acumulación de divisas en la autoridad monetaria. Las reservas rondan hoy los 46 mil millones de dólares. En la actualidad, ese nivel se traduce en una limitada existencia de “reservas de libre disponibilidad”, un parámetro rémora de la convertibilidad que depende de la cantidad de dinero en circulación y el tipo de cambio. No obstante, desde el equipo económico consideran que los activos del Central volverán a crecer y además explican, como señaló el ministro de Economía Hernán Lorenzino durante su visita al Senado el lunes pasado, que el Gobierno cuenta con otras fuentes de financiamiento intra sector público.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Todo bajo control
    Por Tomás Lukin
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.