ECONOMíA › INVERSIóN, BANCA DE DESARROLLO E INFLACIóN

Las metas económicas

 Por Javier Lewkowicz

Una novedad de la jornada organizada por el Consejo Interamericano de Comercio y Producción fue la disertación de Miguel Bein (der.) y Miguel Peirano (izq.) , asesores económicos de Daniel Scioli. “Le pedí a Eduardo (Eurnekian) que ellos –por Bein y Peirano– les brinden los detalles”, anticipó Scioli. Bein planteó que para que Argentina crezca al 5 por ciento anual tiene que haber un aumento fuerte de la productividad que sólo se puede conseguir con más inversión y rentabilidad. Peirano indicó que “todos los sectores industriales son estratégicos para lo que viene” y anticipó que buscarán bajar la inflación a un dígito y crear una banca de desarrollo.

“La década que pasó fue importante. Se ha concluido exitosamente un ciclo de crecimiento con inclusión social. En este punto se necesita una agenda nueva. En el actual esquema de virtual pleno empleo, si la productividad no crece, la economía sólo puede crecer a la tasa de avance demográfico, el 1 por ciento. Para crecer al 5 por ciento, la productividad tiene que crecer al 3,5. Si los coreanos producen más que nosotros no es porque se despiertan más temprano. Es porque son mucho más productivos. Para lograr la mejora en la productividad se necesita una agenda pro inversión acelerada. Cambiar la pala por la retroexcavadora”, indicó Bein.

El economista dijo que “estamos en un nivel de inversión en equipos de producción del 8 por ciento del PIB. Tenemos que duplicarlo para crecer al 5 por ciento. La agenda pro inversión necesita rentabilidad. La gran diferencia respecto a otros momentos en que la restricción externa apareció es que la economía está desendeudada y hay disponibilidad de capitales”. Hizo hincapié en la necesidad de que las divisas que están fuera del sistema se integren a la economía. “Acá en este salón hay más reservas que en el Banco Central”, desafió Bein, quien calcula que hay en el país 75 mil millones de dólares a un lado del sistema financiero. “Si, claro, que diga a qué tasa”, respondió por lo bajo un empresario que compartía mesa con Página/12, en relación al modo de atracción de esos capitales que Scioli, si llegara a ser gobierno, podría implementar.

Por su parte, Peirano subrayó que “nuestra primera definición política es que Argentina tiene que ser un país industrial porque tiene mercado interno, inserción externa y tradición. Bajo ese marco, todos los sectores son estratégicos, se requiere que todos crezcan en equilibrio”. Trazó el objetivo de bajar la inflación a un dígito y anticipó que trabajará en la conformación de una banca de desarrollo. Además, destacó, como lo hicieron Scioli y Bein, la importancia del bajo nivel de deuda en relación al producto que actualmente muestra la economía nacional y elogió la decisión que en su momento tomó el kirchnerismo de aplicar controles a los movimientos de capitales. Peirano apuntó que “es necesario también resguardar a los sectores generadores de empleo”, algo que en estos años se hizo a través de la política comercial, hoy dominada por las Declaraciones Juradas de Importación (DJAI).

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Las metas económicas
    Por Javier Lewkowicz
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.