EL MUNDO › CANAL 7 REVIRTIO LA MEDIDA DE SUSPENDER LOS CICLOS DURANTE LA GUERRA

Vuelve la televisión judía y árabe

Los programas AMIA para todos y Desde el aljibe reaparecerán en la pantalla del canal estatal con capítulos estreno, luego de comprometerse a “no politizar” esos espacios con el conflicto en Medio Oriente.

 Por Emanuel Respighi

El conflicto en Medio Oriente entre Israel y Palestina tuvo sus efectos colaterales en la televisión abierta argentina. Es que la semana pasada, Canal 7, decidió suspender temporariamente la emisión de los programas Desde el aljibe (domingos a las 11) y AMIA para todos (domingos a las 12), los dos ciclos que se encargan de difundir las costumbres, tradiciones e ideas de las comunidades árabe y judía, respectivamente. La medida, que hizo que el último fin de semana ambos programas emitieran envíos repetidos, se adoptó de manera preventiva por las autoridades del Sistema Nacional de Medios Públicos, como una forma de “preservar esos espacios como de integración y no de conflicto”. Aunque inicialmente la decisión se iba a extender hasta que culminara el conflicto en la Franja de Gaza, Tristán Bauer, presidente del SNMP, le dijo ayer a Página/12 que finalmente “este fin de semana los programas volverán a emitir capítulos estrenos, ya que se comprometieron a no politizar esos espacios”.

Tras la comunicación de la veda transitoria hasta que finalice la guerra, realizada la semana pasada a ambas producciones, el último fin de semana ambos programas salieron con episodios ya emitidos. Sin embargo, las gestiones institucionales de ambas comunidades para que el canal revea la veda y la buena predisposición de Bauer hicieron que el presidente del SNMP se reuniera el martes con representantes de la Mutual Judía y ayer con representantes de la comunidad árabe, con la intención de destrabar la situación. En ambas reuniones se acercaron posiciones y tantos los representantes judíos como los árabes se comprometieron a no establecer una confrontación directa entre ambos programas ni intervenir en el conflicto actual de Medio Oriente o hacerlo únicamente desde las posiciones institucionales.

“La situación mundial es muy conflictiva y dolorosa, ojalá que se resuelva de la manera más pronto posible y se logre un espacio para que haya una paz duradera”, le dijo Bauer a este diario. “En ese sentido, la semana pasada tomamos la decisión de preservar los espacios de AMIA para todos y Desde el aljibe, con la idea de dialogar y ponernos de acuerdo en que se trata de dos propuestas que tienen como finalidad la transmisión de sus riquezas culturales y sociales, que no se contaminen políticamente con el conflicto. Y por suerte hoy (por ayer) hubo un acuerdo, con lo cual a partir del domingo continúan con las emisiones habituales”, anunció el presidente del directorio del SNMP.

Si bien la decisión tomada la semana pasada se comprende desde el punto de vista editorial, como una forma de resguardar la pantalla de cualquier tipo de utilización política posible en medio de un conflicto de larga data, no hubo quien percibió en ella –exagerada o interesadamente– un acto de censura. Una lectura errónea, porque de hecho no se trató de un “levantamiento” de los ciclos, sino de una suspensión momentánea en el marco de una situación extraordinaria. Un acto de prevención que, además, cuenta con dos detalles no menores. El primero, es que ambos espacios son cedidos gratuitamente por el canal para que las comunidades judía y árabe difundan sus culturas masivamente. Y el segundo es que Desde el aljibe y AMIA para todos se emiten intencionadamente en continuado los domingos a la mañana desde hace años, como una forma desde la TV pública de integrar y hacer convivir a ambas culturas.

Hay que señalar que la decisión del canal no fue consecuencia de algún tipo de fuego cruzado que ambos programas hayan hecho correr en sus últimas ediciones a raíz del enfrentamiento armado. Más bien la suspensión de nuevos capítulos de los ciclos se tomó con carácter preventivo, en función del antecedente de la Guerra del Líbano, en 2006. En aquel conflicto bélico, lamentablemente Desde el aljibe y AMIA para todos convirtieron a esos espacios en campos de batalla mediáticos, con posturas políticas radicalizadas, que trascendían la defensa de la bandera e, incluso, hacían referencia a los programas en sí. La convivencia pacífica entre ambas comunidades está garantizada. Al menos en los límites de la pantalla estatal.

Compartir: 

Twitter
 

El ciclo Desde el aljibe, que difunde las costumbres árabes, se emite los domingos a las 11.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.