EL MUNDO › LOS LIDERES DE EE.UU. Y BRASIL PROMUEVEN EL LIBRE COMERCIO

Coincidencias de cara a la cumbre del G-20

Además de cumplir su rol de líder regional, el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, también se ocupó de la relación bilateral con la mayor potencia del mundo. El tema central de la agenda fue la crisis económica internacional y cómo construir una estrategia conjunta de cara a la próxima cumbre del G-20 en Londres. “La tendencia natural en la crisis es trasladar el sacrificio a los otros. Pero es importante garantizar el intercambio de bienes y servicios. Vamos a trabajar junto a Brasil en ese tema. El objetivo es, por lo menos, no retroceder”, prometió Barack Obama en la conferencia conjunta en la Casa Blanca.

Los dos mandatarios reivindicaron la relación bilateral y se comprometieron a luchar codo a codo por el libre comercio. Según dijeron a los medios, discutieron la ronda de Doha, donde los dos países se enfrentaron en los últimos años en agrías discusiones por las subvenciones agrícolas estadounidenses. A pocos días de asumir, Obama prometió revisarlas e incluso limitarlas. Desde Brasil, el gobierno de Lula celebró la decisión y ayer el mandatario aprovechó para pedirle que reabra las negociaciones dentro de la OMC.

El otro tema que acaparó la atención de los dos líderes fue la cooperación energética. Lula aseguró más tarde que su par norteamericano se comprometió a redoblar la ayuda para desarrollar energías alternativas, principalmente los biocombustibles, como el etanol. Obama reconoció que en ese campo, su país tiene mucho que aprender de Brasil, uno de los líderes mundiales en desarrollo de etanol a partir de la caña de azúcar.

Aseguró que cuando viaje a Brasil dará una vuelta en uno de los “flex-fuel” brasileños, los autos que combinan biocombustibles con gasolina. En este sentido, los dos líderes adelantaron que concretarán y avanzarán en los acuerdos firmados por George Bush hijo en su última visita a Brasilia, el año pasado.

Además de reunirse con el mandatario en la Casa Blanca, Lula, un ex dirigente sindical, aprovechará su paso por Wa-shington de ayer para encontrarse con John Sweeney, el presidente de la mayor central sindical de Estados Unidos, AFL-CIO. Después de esa cita, el mandatario brasileño tiene previsto viajar a la noche a Nueva York. Allí, mañana, será el principal orador de un seminario económico organizado por los diarios The Wall Street Journal y Valor Económico.

Antes de dejar Washington, Lula habló desde la embajada brasileña en esa ciudad y se refirió a la próxima cumbre del G-20, que tendrá lugar en la capital británica en los primeros días de abril. El mandatario pidió no perder el tiempo echando culpas por la crisis que azota al mundo entero. “Debemos utilizar ese tiempo para encontrar una solución a la crisis. Es importante que sea rápido porque el desempleado de hoy es el problema social de mañana”, aseguró. Según había coincidido horas antes con Obama en la Casa Blanca, la solución sólo llegará con más comercio y menos proteccionismo.

Compartir: 

Twitter
 

Los presidentes hablaron de la producción de biocombustibles.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.