EL MUNDO › ASISTIRA A UN SERMON DEL REFORMISTA RAFSANJANI

Reaparición de Musavi en Teherán

 Por Katherine Butler *

Los iraníes se están preparando para un tenso encuentro político hoy, cuando el líder de la oposición, Mir Hossein Musavi, haga su primera aparición pública oficial después de semanas de ausencia, en las oraciones del viernes en la Universidad de Teherán. La derrota del reformista en las elecciones del mes pasado, frente al presidente Mahmud Ahmadinejad, provocó la mayor agitación política en Irán desde la revolución de 1979, que condujo a una ofensiva a manos de las fuerzas de seguridad, a la detención de cientos de importantes activistas, periodistas y académicos. El número oficial de muertos que provocó el levantamiento es de 20, pero los grupos de derechos humanos creen que cientos podrían haber muerto.

Musavi apenas fue visto en público desde que comenzaron las protestas, pero se espera que hoy asista a un sermón dado por Akbar Hashemi Rafsanjani, su principal clérigo que lo apoya y el financista de su campaña. “Me uniré a las líneas el viernes, ya que me siento obligado a responder al pedido de compañeros en la senda de proteger los derechos a una vida noble y libre”, dijo Musavi en una declaración en su sitio web.

Después de semanas de parálisis política, el evento podría brindar un telón de fondo para un peligroso enfrentamiento, mientras las fuerzas reformistas combinadas dentro de la teocracia se enfrentan al conservador Ahmadinejad y a sus partidarios religiosos, el principal de ellos, el líder espiritual supremo el ayatolá Ali Jamenei.

El líder supremo, que tradicionalmente ha sido una figura neutral, se apartó de muchos iraníes al validar los resultados de las elecciones. Mientras Musavi es una figura decorativa para la reforma, varias figuras religiosas líderes que desprecian a Ahmadinejad y desaprueban fuertemente su manejo del voto, califican a las elecciones de ilegítimas. Rafsanjani está en esta facción como lo está el reformista ex presidente Mohamed Khatami, que también se espera que asista al servicio religioso de hoy.

Alternativamente, algunos analistas creen que hoy podría ser una señal para comenzar la fase de reconciliación política que apunta a curar las divisiones entre la jerarquía clerical que ha lanzado al régimen a su mayor crisis en 30 años. El sermón de Rafsanjani, su primero en dos meses, será observado de cerca en busca de alguna señal que quiera mostrar una actitud conciliatoria hacia el ayatolá Jamenei.

Una rama de olivo sería interpretada como un intento de terminar la disputa con el líder supremo, quizás al elegir al seguidor de Rafsanjani como un islámicamente puro, más fiel a la tradición del ayatolá Jamenei, fundador de la república islámica. Temerosos de una demostración de fortaleza por los oponentes del presidente, sus partidarios advirtieron a la oposición ayer que no crearan una “provocación” con el sermón de hoy.

Ahmadinejad mismo, posiblemente buscando distraer la atención de la crisis internacional al provocar más tensiones internacionalmente, lanzó un duro ataque sobre Occidente ayer, advirtiendo que no renunciaría a las ambiciones nucleares de Irán y culpando a los “enemigos” de Irán por alimentar una rebelión. Pero también despidió a Gholamreza Aghazadeh, el jefe del programa nuclear de Irán, y aliado de Rafsanjani.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12
Traducción: Celita Doyhambéhère

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.