SOCIEDAD › LA OMS YA NO REQUIERE DATOS DE CASOS CONFIRMADOS DE GRIPE A EN PAISES MUY AFECTADOS, COMO ARGENTINA

Las causas de las muertes, bajo la lupa

Por indicación de la OPS, el Ministerio de Salud estudiará cada caso fatal para saber si fue atendido a tiempo y cuáles fueron las complicaciones que ocasionaron la muerte. La OMS ya no requiere a la Argentina datos sobre cantidad de casos.

 Por Pedro Lipcovich

La OMS dejará de publicar, y de requerir, la cantidad de casos confirmados de gripe A en los países donde el virus ya esté diseminado, como la Argentina. Esto responde a que “es imposible saber ahora la cantidad total de afectados: se la determinará más adelante con metodología científica”, según advirtió un integrante del Comité de Expertos que asesora al Ministerio de Salud de la Nación. En cuanto a la cantidad de muertes que registra la Argentina, “nos llama la atención”, señaló el representante en el país de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que aguarda de las autoridades sanitarias locales “un estudio caso por caso” para saber, por ejemplo, “a cuántos días de la evolución de la enfermedad fue atendido el paciente”. Entretanto, la cantidad de consultas e internaciones sigue bajando en el área metropolitana mientras aumenta en otras provincias. En Santa Fe ya hay 51 muertos, y el total nacional se acercaría a los 200, según fuentes del Ministerio de Salud, aunque la cifra oficial se mantiene en 137.

“La Organización Mundial de la Salud (OMS) dejará de emitir información sobre la cantidad de casos confirmados en los países con amplia diseminación del virus A H1N1, a los que ya no se les requiere informes regulares de casos y muertes confirmados por laboratorio –anunció la entidad–: el foco es ahora monitorear las características virológicas de la pandemia.” Antonio Pagés, representante de OPS en la Argentina, explicó que “hoy lo importante es conocer la dispersión de la epidemia, qué tendencias se dan y qué capacidades muestran los servicios de salud. En la Argentina, hay que saber lo que pasa en las diferentes provincias: en algunas no hay trasmisión importante, en otras hay incremento, en otros cierta estabilización”.

“Esto no implica que se deje de reportar los fallecimientos: esta información es importante para conocer la intensidad y la severidad de la epidemia”, advirtió Pagés.

–¿Cómo evalúa la OPS la cantidad de muertos en la Argentina? –preguntó Página/12.

–Es un tema que nos llama la atención y que necesita un estudio más minucioso. Entiendo que la Argentina acaba de empezar un esfuerzo para analizar todos los casos fallecidos: a cuántos días de evolución de la enfermedad recurrió esa persona a los servicios; por qué se complicó; qué tipo de atención necesitó. Después de ese estudio, estaremos en condiciones de explicar lo que sucede –contestó Pagés.

Tampoco se puede conocer ahora la cantidad total de afectados. Horacio López –profesor titular de Infectología en la Facultad de Medicina de la UBA y miembro del Comité de Expertos que asesora al Ministerio de Salud de la Nación– explicó que “recién cuando esto termine será posible estimar científicamente el número de afectados, para saber cuánto nos afectó: los epidemiólogos deberán seleccionar muestras de población y testear en busca de anticuerpos correspondientes a este virus”. Entretanto, “tendremos más infectados: de éstos, el 96 o el 97 por ciento evolucionará muy bien; un dos o tres por ciento podrá requerir internación, en especial por neumonías, y, de éstos, el 25 o el 30 por ciento necesitará asistencia respiratoria”, anticipó López.

–¿Cuál es, con relación a la epidemia, la situación de los grupos socioeconómicos más vulnerables?

–La pobreza no es sólo hacinamiento o desnutrición: hay un grave factor en contra que es la falta de acceso a la información –contestó López–. Si usted no sabe cuándo llamar al médico o cómo llegar a un lugar de atención, si el sistema de salud no le hace accesible, está en grave desventaja. Ahora que la epidemia se ha extendido a distintas provincias, es esencial informar a las poblaciones.

–Los viajes turísticos que aprovecharon el último fin de semana largo, ¿pudieron contribuir a difundir la epidemia en distintas provincias?

–Efectivamente –contestó López–. La Comisión de Expertos no aconsejó el asueto del viernes pasado (dictado por el gobierno nacional). Y está bien que se abran los cines, los teatros. Quienes no deben concurrir son los que tengan síntomas, y es mejor que, por un par de semanas, tampoco lo hagan los grupos de riesgo, como las embarazadas, los obesos, los diabéticos, los inmunodeprimidos. Pero el resto de la población debe hacer su vida normal, no hay que parar el país.

Eduardo López –quien también integra el Comité de Expertos, además de presidir la Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica– subrayó que “toda persona con síntomas de gripe debe efectuar inmediatamente la consulta médica, en lugar de ‘...me quedo un día en cama’ o ‘...al nene no lo saco porque hace frío’: el tratamiento con antivirales debe ser precoz”. López, que dirige el Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, contó también que, en ese establecimiento, “la mortalidad en chicos internados, que había sido del 4,8 por ciento con la epidemia de gripe estacional de 2007, bajó al 4,3 por ciento este año con la gripe A H1N1. Si bien la transmisibilidad de este virus es mayor para los chicos, tienen menos complicaciones que los adultos de 18 a 50 años”.

En tanto, en la Ciudad Autónoma, “hasta ahora, es una semana de mayor tranquilidad –anunció Néstor Pérez Baliño, jefe de Gabinete del Ministerio de Salud porteño–: en el Hospital de Niños Elizalde, donde llegó a haber 800 consultas diarias, bajaron a unas 200”. En la provincia de Buenos Aires, “continúa el descenso de consultas por cuadros gripales que ya se había registrado la semana anterior –dijo a Página/12 Mario Masana Wilson, director de Epidemiología bonaerense–; también bajó, aunque menos, la cantidad de internaciones. Es posible que hayamos entrado en una meseta”. No obstante, Claudio Zin, ministro de Salud provincial, advirtió sobre “el riesgo de un recrudecimiento en las próximas semanas”.

Actualmente, la provincia más atacada es Santa Fe: allí se comunicaron cinco nuevas muertes y el total asciende a 51. En Rosario se anotan 35 muertes, nueve en Santa Fe capital, cinco en Reconquista, una en Rafaela y otra en Venado Tuerto.

En Capital, Lemus anunció “15 muertos confirmados para gripe A, tres probables y 33 en estudio”. El Ministerio de Salud de la Nación mantiene la cifra de 137 muertes, pero una fuente de esa cartera anunció que “hay alrededor de 60 o 70 más por notificarse”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.