EL MUNDO › EL GOBIERNO BOLIVIANO COMPRO ARMAS NO LETALES A VENEZUELA

Antimotines bolivarianos

La información fue divulgada por un diario peruano con tono alarmista, y en el Palacio Quemado aseguran que se trata de una operación del ex embajador estadounidense Phillip Goldberg, hoy agente de inteligencia del gobierno de Obama.

 Por Sebastián Ochoa

Desde Santa Cruz

El diario La República, de Perú, divulgó documentos sobre “la compra de armamento” del gobierno de Venezuela para la policía de Bolivia. El gobierno de Evo Morales se apuró en aclarar que era armamento no letal. “El periódico o la inteligencia peruana quisieron hacer algún daño. Es una de las muchas donaciones que llegan a la policía anualmente de varios países del mundo. Y la donación venezolana es una más de las decenas de donaciones que recibimos en nuestra Policía Nacional”, dijo en esta ciudad su vicepresidente, Alvaro García Linera. En el Palacio Quemado consideraron que es una de las primeras campañas del flamante subsecretario de Asuntos de Inteligencia del Departamento de Estado, Phillip Goldberg, ex embajador de Estados Unidos declarado “persona non grata” por Morales. Según el gobierno, cuando era embajador Goldberg vetó la compra de armamento no letal para los equipos antimotines bolivianos, en la época del llamado “golpe cívico- prefectural”.

El año pasado, los servicios de inteligencia informaron a Morales que el embajador de EE.UU. realizaba “acciones conspirativas” contra su gobierno. Cuando lo creyó comprobado, el presidente lo expulsó del país. En ese momento, septiembre de 2008, cinco de los nueve departamentos se habían rebelado contra el gobierno central. A la cabeza de sus prefectos, que empezaron a hacerse llamar “gobernadores”, varios empresarios, alcaldes y legisladores saquearon instituciones del gobierno nacional o ligadas a él, golpearon a cuantos consideraron partidarios de Morales y prohibieron la entrada a todos los funcionarios del Estado boliviano. La revuelta concluyó con el asesinato de al menos once personas en el departamento de Pando, casi todos campesinos seguidores del presidente. Para él, en esta obra participó el ex embajador.

“Este agente de inteligencia disfrazado de diplomático se encuentra detrás de esto. Pienso que estas campañas contra Bolivia van a continuar”, dijo el ministro de Gobierno, Alfredo Rada, sobre la denuncia de La República. “Es muy curioso que justamente cuando Goldberg reaparece en el escenario político se difunda una información en la prensa internacional con el intento de dar ribetes de escándalo a una donación de equipos antimotines a la policía boliviana”, agregó.

Según el ministro, “no sería extraño que ahora aparezcan fotos, reportajes o videos para armar escándalos artificiales con los que Goldberg intentará beneficiar a sus aliados criollos, algunos de los cuales son candidatos para las elecciones”, que serán el 6 de diciembre.

Varios candidatos están relacionados con los días de rebelión. Leopoldo Fernández es candidato a la vicepresidencia por Plan Progreso, junto a Manfred Reyes Villa, ex prefecto de Cochabamba, revocado en agosto de 2008 por referéndum. Fernández está en el penal paceño de San Pedro desde hace más de un año, donde espera el juicio por su responsabilidad en la matanza de campesinos ocurrida cuando era “gobernador”. Reyes Villa, ex capitán y estudiante de la Escuela de las Américas, exige que a su compañero de fórmula le permitan hacer campaña. El Organo Electoral Plurinacional (OEP), encargado de regular las elecciones, pide lo mismo. Morales indicó que de ese tema debe ocuparse la Justicia.

Según la última encuesta de Ipsos, Opinión Apoyo y Mercado, la dupla del preso y el ex militar saldrá segunda en las elecciones con el 21 por ciento. Primero, sería reelegido Morales con el 52 por ciento de los votos.

Hay otros políticos en campaña relacionados con la partida de Bolivia del actual funcionario de inteligencia del presidente Barack Obama. Son varios integrantes de la Unión Juvenil Cruceñista (UJC), que el año pasado quemaron instituciones del gobierno nacional en nombre de la “autonomía” de Santa Cruz. Hoy se sumaron a la “revolución democrática cultural” pregonada por Morales, a quien hasta hace poco se referían como “el indio maldito”. También apoyan al Movimiento Al Socialismo (MAS) varios ex funcionarios de la prefectura cruceña, antes opositores del presidente.

Para el Ministerio de Gobierno, el veto que había fijado Goldberg a la compra de equipos antimotines habría perjudicado el trabajo de la Policía Nacional, de no ser por la donación de Venezuela. “Entre 2006 y 2008 se impuso un veto a cualquier compra o adquisición de material antimotín destinado a Bolivia. Quien incidió fue Goldberg, por los informes que enviaba. Esta es una de las razones para su expulsión de Bolivia: en un afán claramente conspirativo y político influenció para que el Departamento de Estado esos años impusiera un veto”, dijo Rada.

Para el vicepresidente, el nuevo trabajo de Goldberg “confirma que estábamos ante una persona extremadamente peligrosa y cuya tarea aquí no tenía nada que ver con la diplomacia, sino con la conspiración y la inteligencia. Ese nombramiento es la confirmación de que la decisión tomada el año pasado para expulsarlo fue correcta”.

Y afirmó que “no se pasa del servicio exterior rápidamente para convertirse en jefe de inteligencia de la potencia más importante del mundo. No es como cambiar de saco”.

Compartir: 

Twitter
 

Desde la embajada, Goldberg mantuvo contactos con sectores secesionistas de la Media Luna.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.