SOCIEDAD › ANUNCIAN LA INCORPORACION DE 16.500 CONTRATADOS PORTEñOS A PLANTA PERMANENTE

Una puerta abierta al empleo fijo

Serán efectivizados si apueban una evaluación. Percibirán igual salario que hasta ahora, pero tendrán estabilidad y vacaciones.

 Por Eduardo Videla

Unos 16.500 empleados con contratos de trabajo temporario en el gobierno porteño podrían pasar a planta permanente a partir del 1º de enero si aprueban la evaluación a la que se los someterá en diciembre próximo. El anuncio lo hizo ayer el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, en un acto que compartió con el titular del sindicato de trabajadores municipales, Amadeo Genta. Fue consecuencia de un acuerdo entre el Ejecutivo y el Sutecba, al que también adhiere ATE-Capital. Anoche, fuentes del Ministerio de Hacienda porteño aseguraron que la efectivización de los contratados no representa erogación presupuestaria alguna ya que “todo el personal pasa a planta permanente con el mismo haber que cobra como contratado”.

La decisión fue anunciada ayer a la tarde en un acto que se realizó en el Salón Blanco del palacio comunal, del que participaron Macri y el ministro de Hacienda, Néstor Grindetti. Ambos firmaron un acta con Genta, secretario general del Sindicato Unico de Trabajadores del Estado de la Ciudad de Buenos Aires (Sutecba), Amadeo Genta.

El convenio tiene la virtud de terminar con la incertidumbre que aflige cada año a los empleados contratados cada vez que se acerca diciembre, cuando vence la gran mayoría de los contratos y comienza a gestionarse su renovación. Según se anunció, “se regularizará a partir del 1º de enero de 2010 la situación laboral del personal que hasta ahora estaba ligado al Estado porteño a través de las modalidades de empleo temporario” fijadas por el decreto 948, del año 2005, y la resolución 959, del 2007. Ambas normas se implementaron durante las gestiones de Aníbal Ibarra y Jorge Telerman, respectivamente, para darles a los empleados contratados el régimen de “empleo público con relación de dependencia” del que hasta ese momento no gozaban.

Con esas normativas, los contratados pasaron a tener algunos beneficios, como la obra social o los aportes jubilatorios. Ahora, si logran su incorporación a planta permanente, gozarán además del mismo régimen de vacaciones y licencias que los trabajadores de planta, y se les reconocerá la antigüedad desde el momento en que fueron contratados en relación de dependencia.

Se trata de los mismos empleados a quienes el gobierno de Macri quiso cesantear apenas asumió la gestión, en los últimos días de 2007, argumentando que se trataba, en su mayoría, de “puestos políticos”. Después del censo implementado en todas las áreas de gobierno, se llegó a la conclusión de que la gran mayoría de los empleados bajo esta modalidad cumplían una tarea.

El pase de los contratados a planta permanente no es automático. De acuerdo con el acta firmada ayer, previamente, cada uno deberá aprobar una evaluación tomada por sus superiores: deberán obtener tres puntos o más en una escala del uno al cinco. El proceso de efectivización comenzará el 1º de enero de 2010 y para resolver los diferendos que puedan generarse, se creará una Comisión Paritaria ad hoc. En la cláusula novena del acuerdo, el gobierno y el sindicato se comprometen a “garantizar la paz social durante la implementación de las acciones”.

La primera diferencia que podría surgir es relativa a la antigüedad, ya que mientras Hacienda dice que el acuerdo “no representa ningún tipo de incremento ni erogación”, los gremios sostienen que el pago de ese concepto representará un gasto, por mínimo que sea.

“Este anuncio es parte de un proceso en el que venimos trabajando desde hace mucho tiempo para recuperar el prestigio y la calidad del empleo público”, dijo Macri durante el acto. “Por la vía de este proceso de cambio cultural vamos a consolidar un Estado que funcione con eficiencia y que genere confianza para que el ciudadano sepa que tiene en el empleado público a un aliado, a un amigo y a un servidor”, añadió.

Por su parte, el titular de Sutecba, Amadeo Genta, consideró que es “muy auspicioso haber llegado a una solución que garantiza la estabilidad de 17 mil trabajadores”. “Es la consecuencia de dos años de negociación para terminar con la incertidumbre”, agregó Enrique Pistoletti, secretario de prensa.

A su turno, el ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, destacó que con la incorporación del personal “estamos dando un paso adelante para terminar con la precarización laboral y para que la ciudad deje de tener empleados de primera y de segunda”.

“Es una medida que venimos reclamando desde hace años: somos el único sindicato que les dio visibilidad a los contratados. Ahora vamos por las recategorizaciones, para equiparar los ingresos de los ex contratados con el personal de planta”, dijo a este diario Rodolfo Arrechea, de ATE-Capital.

Compartir: 

Twitter
 

Amadeo Genta, Mauricio Macri y Néstor Grindetti, al anunciar el acuerdo.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.