EL PAIS › RENUNCIO JORGE ROSSI, INTENDENTE DE LOMAS DE ZAMORA

Un cambio de manos

Alineado con el kirchnerismo en los últimos años, Rossi fundó su alejamiento en “razones personales”. Lo sucederá su delfín político, Martín Isurralde.

 Por Alejandra Dandan

La renuncia del intendente de Lomas de Zamora causó pocas sorpresas en el peronismo bonaerense. Alineado al kirchnerismo en los últimos años, Jorge Rossi anunció que dejaba la jefatura de gobierno por “razones personales”. En su lugar quedó su delfín político Martín Isurralde. La salida dio lugar a distintas especulaciones. En el Frente para la Victoria aseguran que El Gordo Rossi estaba cansado y hace tiempo había dicho que se iba. En los últimos años, en Lomas crecieron varios referentes de fuste como Fernando “El Chino” Navarro, Gabriel Mariotto y Pablo Paladino, que ensombrecían las perspectivas de una próxima reelección. Los serios problemas de gestión que atraviesa la comuna y las nuevas presiones judiciales que se abren sobre los barrios más pobres en el marco de la causa del Riachuelo terminaron de componer el cóctel que, según algunos, terminó sacándolo del gobierno.

Cuando ayer apareció la noticia de la renuncia, uno de los dirigentes locales con más trabajo territorial del kirchnerismo llamó a Rossi. Le dejó un mensaje. Y poco después, el ahora ex intendente de Lomas le devolvió el llamado con ganas. “¿Qué quiere que le diga?”, explica ahora el dirigente. “La verdad es que lo escuché aliviado, ¡estoy podrido!, me dijo, y creo que es la verdad.”

Rossi creció en el peronismo de la provincia de Buenos Aires de la mano de Osvaldo Mércuri, que hoy es uno de sus principales enemigos políticos. En los ’80, lo apoyó en la interna de Lomas contra Eduardo Duhalde. Más adelante, apoyó a Antonio Cafiero en la interna con Carlos Menem. Pero Duhalde terminó sumándolo durante la gobernación cuando lo nombró en la estratégica presidencia de la Lotería de la Provincia. Mércuri le abrió una investigación desde la Cámara de Diputados, y terminaron enfrentados.

“La renuncia de Rossi no es una sorpresa para quienes conocemos los problemas de gestión que arrastra la intendencia”, dijo ayer Mércuri, exultante. Legislador del peronismo disidente, adelantó que convocará a los dirigentes de la oposición y referentes de organizaciones sociales del distrito para analizar “la delicada situación institucional del municipio y promover los consensos que sean necesarios para salir adelante”.

En los últimos años, Rossi se acercó al kirchnerismo con posiciones oscilantes. En 2003, cuando Duhalde apoyó a Néstor Kirchner, Chiche Duhalde ungió como candidata propia en Lomas de Zamora a la esposa de Mércuri. Rossi la enfrentó con el apoyo del Movimiento Evita y a su vez del FpV. Dos años más tarde, jugó con Duhalde, pero en las elecciones del último 28 de junio a pesar suyo se mantuvo atado al FpV.

Los resultados de esas elecciones pueden explicar esta renuncia que tiene el sabor de transición. Isurralde es un delfín de Rossi, y aspira a la elección en 2011. Pero también están en juego Mariotto y Paladino, secretario de Estado, y hombre de Aníbal Fernández, con arrastre en la clase media pero sin trabajo territorial. El Chino Navarro dice que él ya hizo lo que tenía que hacer por la intendencia, que compitió, y que volver a presentarse es como “pifiar” el trabajo político, que él concibe la política como una herramienta que le permitiera al FpV construir una lógica con algo propio en el PJ.

Rossi jugó el 28 de junio en el FpV, pero compitió con otras dos listas del FpV. Sus detractores aseguran que las cosas con el kirchnerismo no estaban tan bien, porque si no el FpV no hubiese abierto otras dos líneas. Quienes lo apoyaron dicen que el error es que “despreció” a los sectores de centroizquierda no peronista.

Compartir: 

Twitter
 

El renunciante intendente de Lomas de Zamora, Jorge Rossi.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.