EL MUNDO › EN URUGUAY DECLARARON DOS REPRESORES CON CONDENAS

La Justicia retomó el caso Gelman

La Justicia uruguaya retomó ayer la investigación por el secuestro en la Argentina y posterior desaparición en Uruguay de María Claudia García de Gelman, madre de Macarena y nuera del poeta argentino Juan Gelman. Dos represores condenados por violaciones a los derechos humanos iniciaron la ronda de declaraciones de los principales indagados: el ex policía Ricardo Medina y después el militar retirado Gilberto Vázquez.

El juez penal de 2º Turno, Pedro Salazar, dispuso la convocatoria de ambos represores, como forma de iniciar una nueva instancia en el proceso, en la cual se recabará el testimonio de los presuntos responsables de la desaparición de María Claudia García. Según dijo José Luis González, el abogado de Macarena Gelman, quien nació durante el cautiverio de su madre y que luego fue entregada en adopción a la familia de un policía uruguayo, la declaración de los indagados “cumple con los objetivos” que la acusación se había planteado con la reanudación del juicio. González explicó que con las declaraciones que se iniciaron ayer se pretende obtener datos que lleven a la localización de los restos María Claudia, si bien no pudo dar más detalles de las declaraciones, puesto que el caso aún está bajo secreto de sumario.

Se espera que seis ex militares y dos ex jefes policiales declaren por este caso, todos ellos ya juzgados y condenados por violaciones a los derechos humanos cometidas durante la dictadura (1973-1985). Para esta misma semana está prevista la comparecencia de Jorge “Pajarito” Silveira y Ricardo Arab (hoy) y José Sande Lima y Luis Maurente (mañana), indicaron fuentes judiciales.

La totalidad de los represores citados fueron condenados en primera instancia por el juez penal del 19º Turno, Luis Charles, en la causa denominada “Segundo Vuelo” de Automotores Orletti, a penas de entre 20 y 25 años de penitenciaría, por reiterados delitos de “homicidio muy especialmente agravados”.

María Claudia García fue secuestrada en Buenos Aires a los 19 años, embarazada y junto con su esposo Marcelo Gelman, el hijo de Juan Gelman, cuyo cadáver apareció poco después. Posteriormente fue trasladada a Montevideo, donde la mantuvieron con vida hasta que dio a luz a su hija Macarena en el Hospital Militar de la capital uruguaya en 1976, y luego desapareció. Macarena Gelman vivió con la familia del policía que la adoptó, ya fallecido, hasta que su abuelo la logró localizar en 2000 y la joven pudo recuperar su verdadera identidad.

La investigación por este caso fue archivada en 2002 y 2005, hasta que la llegada al poder del centroizquierdista Frente Amplio permitió excluir el caso de la Ley de Caducidad, que impide juzgar a los responsables de crímenes durante la dictadura. Además, declaraciones de algunos militares a la prensa en la que afirmaban saber quién era el responsable de la desaparición permitieron la reapertura del caso en agosto de 2008.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.