EL MUNDO › ESFUERZO DIPLOMáTICO PARA RESCATAR LAS NEGOCIACIONES DE PAZ EN MEDIO ORIENTE

Reanudan construcciones en Cisjordania

El presidente palestino, Mahmoud Abbas, efectivamente les dio a los mediadores estadounidenses al menos una semana para resolver la crisis al confirmar que él llevaría a cabo una serie de consultas el lunes a la Liga Arabe.

 Por Donald Macintyre *

Desde Jerusalén

Un nuevo esfuerzo diplomático liderado por Estados Unidos estaba en camino ayer para rescatar las negociaciones entre Israel y los palestinos, mientras se reanudaban las construcciones en algunos asentamientos judíos de Cisjordania, después de la decisión de Israel de poner fin a la moratoria de 10 meses. El presidente palestino, Mahmoud Abbas, efectivamente les dio a los mediadores estadounidenses por lo menos una semana para resolver la crisis al confirmar que él llevaría a cabo una serie de consultas que culminarían en una reunión de la Liga Arabe convocada para el lunes que viene, antes de decidir si se retira o no de las negociaciones.

Hablando después de reunirse con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, en París, Abbas les dijo a los reporteros: “No reaccionaremos rápidamente. Después de esta cadena de reuniones, podremos presentar una posición que clarifique la opinión palestina y árabe sobre este tema ahora que Israel se ha negado a congelar los asentamientos”.

Anteriormente, Benjamin Netanyahu había señalado el fin de la moratoria al pedirle al presidente palestino que se quedara en las conversaciones “para alcanzar un acuerdo de paz histórico entre nuestros dos pueblos”. Abbas, quien antes había amenazado con retirarse de las negociaciones si no se detenía el congelamiento parcial, le pidió ayer a Netanyahu, el primer ministro israelí, que lo extendiera durante tres o cuatro meses más para permitir una negociaciar sobre “temas fundamentales” para ambos.

Abbas habló mientras se reanudaba el trabajo en por lo menos tres asentamientos ayer. En Adam, al norte de Jerusalén, una topadora limpió el terreno en un lugar destinado a nuevas viviendas, mientras una única topadora aplanó el terreno de otro lugar en Karme Tzur, en el sur de Cisjordania. En el gran asentamiento al norte de Cisjordania, cuatro vehículos de la construcción comenzaron a nivelar las rocas y los arbustos en un terreno planificado para 100 nuevas viviendas.

Pero la reanudación de las construcciones se limitó a Cisjordania, en parte porque el final del congelamiento parcial cayó en el medio de la larga semana de feriado religioso de Sukkot, durante el cual muchas empresas funcionan parcialmente. Irónicamente, los trabajadores palestinos de la construcción empleados en los asentamientos en muchos casos no pueden ir a trabajar por la clausura temporaria de los pasos fronterizos a manos del ejército israelí durante el feriado.

La trascendencia de la reunión de la Liga Arabe de 22 miembros fijada para el lunes que viene es que será con los mismos representantes de los Estados árabes que en julio votaron para darle a Abbas el apoyo para entrar en negociaciones cuando él quisiera. Por otro lado, debilitando aún más la posición de Abbas, la decisión del primer ministro israelí de detener la moratoria es otro revés para los esfuerzos de paz de Medio Oriente del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien emitió un pedido de alta importancia a Israel para que prolongara el congelamiento en su discurso en la asamblea general de la ONU en Nueva York, la semana pasada.

Los funcionarios de ambos lados han sido herméticos sobre los detalles de los esfuerzos diplomáticos detrás de la escena para salvar las conversaciones. Pero el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, informó ayer que había propuesto que él debía tener poder de veto sobre el proyecto de la construcción de asentamientos. No resultaba claro, sin embargo, si esto contaría con el favor de su colegas más halcones en el gabinete. Mientras tanto, Khaled Meshal, el líder de Hamas, hizo una sorprendente afirmación de que sólo temas menores impedían la reconciliación con la facción Al Fatah de Abbas. Hamas, que controla Gaza y tiene un apoyo considerable en Cisjordania, ha sido excluida de las conversaciones con Israel y amenazó con boicotearlas con ataques como el que mató a cuatro colonos a principios de mes.

De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginal12.
Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Excavadoras y colonos judíos con planos de construcción ayer en Ariel, Cisjordania.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.