EL MUNDO › IMPORTANTES FIGURAS ADMITIERON AYER POR PRIMERA VEZ MAYOR DISPOSICION A PEDIR UN PRESTAMO INTERNACIONAL

Irlanda, más cerca de aceptar el rescate masivo

Patrich Honohan, presidente del Banco Central irlandés, dijo que esperaba que surgiera un paquete por un valor de decenas de miles de millones como préstamo de las conversaciones con los negociadores del FMI y la Unión Europea.

 Por Michael Savage *

Desde Dublín

Irlanda precisa fondos para devolver los depósitos a los clientes de sus bancos en crisis.
Imagen: EFE.

Irlanda se acercó aún más a la aceptación de un masivo rescate a sus bancos, cuando importantes figuras admitieron ayer por primera vez que un préstamo internacional de alrededor de “decenas de miles de millones” sería necesario para calmar los nervios económicos que cubren a Europa. Otro día de penosas negociaciones, que comenzó con una inspección de la contabilidad del país por un grupo de negociadores de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional y terminó con el anuncio de que se necesitaban refuerzos para finalizar un trato.

Otro equipo de expertos banqueros del FMI fueron llamados a Dublín para resolver las condiciones y las características del préstamo. Las conversaciones formales comenzarán hoy, completando una de las semanas más dramáticas en la historia económica de Irlanda. “Las conversaciones se enfocarán en medidas para apoyar la estabilidad financiera”, dijo el FMI.

Irlanda precisa fondos para devolver los depósitos a los clientes de sus bancos en crisis, que tendrá que reestructurar o liquidar directamente.

El gobierno irlandés ve con buenos ojos la creación de un “fondo de emergencia” para rescatar a su sector financiero. Por eso, en la más clara admisión hasta la fecha que estaba en camino una enorme inyección de efectivo para evitar que cayeran los bancos, Patrich Honohan, presidente del Banco Central irlandés, dijo que esperaba que un paquete por valor de “decenas de miles de millones” de euros emergiera de las conversaciones en la forma de “un préstamo muy sustancial”. Honohan dijo: “Tengo la esperanza de que suceda. Será un préstamo grande porque el propósito de la cifra que será adelantada es para demostrar que Irlanda tiene suficiente potencia como para tratar con cualquier preocupación del mercado”.

David Cameron dejó abierta la posibilidad de un préstamo bilateral de Gran Bretaña para aliviar los problemas de Irlanda si fracasara el plan de la UE o el FMI. El canciller, George Osborne, ya prometió la participación de Gran Bretaña en cualquier trato de la UE. Cualquier apoyo para Irlanda en la forma de un préstamo bilateral británico podría resultar políticamente explosivo para Cameron, como les confirmó a los miembros del Parlamento ayer, que tal paso podría aumentar el propio déficit presupuestario de Gran Bretaña.

La atmósfera en Dublín era deprimente, con muchos trabajadores simplemente incrédulos por la rapidez con que el país, ponderado hace unos pocos años por su vertiginoso crecimiento económico, había caído tan bajo.

Irlanda todavía tiene que pedir apoyo financiero de cualquier tipo, con su primer ministro Brian Cowen insistiendo repetidamente que el Estado irlandés tiene suficiente dinero en sus cofres como para pasar el año que viene. Sin embargo, el enojo ante la humillación impuesta a la nación estaba destinado a la coalición gobernante de Cowen.

Los partidos de la oposición pidieron la renuncia del gabinete. Enda Kenny, líder de Fine Gael, dijo que el gobierno no había protegido la soberanía del país. “Usted debería renunciar”, dijo Kenny durante los tensos intercambios en la Cámara baja del Parlamento de Irlanda. “Usted debería irse al campo, ellos volverán a Europa y nosotros ganaremos tiempo y credibilidad y ordenaremos esto.”

El aparente desafío a la duramente lograda independencia de Irlanda también surgió en términos apasionados en las editoriales de los diarios. El Irish Times propagó que la visión de los funcionarios del FMI marchando hacia el Banco Central era “por lo que los hombres en 1916 habían muerto: un rescate del canciller alemán con unos pocos chelines de simpatía por parte del canciller británico”. Concluyó: “Es vergonzoso”.

Cowen rechazó cualquier amenaza de soberanía ayer, en medio de afirmaciones de que Alemania obligaría a Irlanda a aumentar su muy baja tasa de impuesto corporativo de 12,5 como parte del rescate. Dijo: “No es cuestión de la pérdida de la soberanía para Irlanda. Será la decisión soberana del gobierno irlandés en nombre del pueblo irlandés la que decidirá cómo será el paquete y decidiremos lo que será lo mejor para nuestros intereses. En este momento estamos viendo cuáles son las mejores opciones”.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginal12.
Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.