EL MUNDO › SE ANUNCIó QUE HABRá SEGUNDA VUELTA Y ESTALLARON LAS PROTESTAS

Recuento y violencia en Haití

Mirlande Manigat y Jude Celestin fueron proclamadas ganadoras de la primera vuelta. Los seguidores del cantante Michel Martelly denunciaron fraude y salieron a protestar. Anoche ya había cuatro muertos.

Después de anunciarse los candidatos presidenciales que se medirán el próximo 16 de enero en la segunda vuelta electoral, se desataron fuertes disturbios en Haití, que ya dejaron cuatro muertos. Los partidarios del cantante Michel Martelly, a quien Mirlande Manigat y Jude Celestin dejaron fuera del ballottage, salieron a las calles para denunciar fraude y terminaron incendiando el cuartel general del partido oficialista Inité. La violencia obligó al cierre de los aeropuertos.

Las elecciones fueron el 28 de noviembre, pero recién ayer el Consejo Electoral Provisional (CEP) proclamó vencedora de la primera vuelta a Mirlande Manigat con el 31,37 por ciento de los votos, seguida por el candidato oficialista Jude Celestin, que obtuvo el 22,48 por ciento. A pesar de que todavía tienen que ser confirmados, el 20 de diciembre, los resultados, el cantante Sweet Micky Martelly quedó afuera del ballottage por unos seis mil votos. El Consejo Nacional de Observación Electoral, una entidad financiada por la Unión Europea, ponía segundo en los resultados preliminares al postulante de Respuesta Campesina. Pero al comprobar que el CEP no corroboró esa tendencia, los seguidores de Martelly volvieron a las calles para denunciar fraude, un reclamo que ya se había escuchado diez días atrás, cuando se celebraron los comicios.

Las protestas, que se extendieron por varias ciudades haitianas, dejaron un saldo de cuatro muertos. “Un joven fue abatido delante del Buró Electoral Departamental (BED) por los cascos azules senegaleses y otros dos resultaron muertos a la entrada de un pueblo, donde la comisaría fue saqueada y los policías desarmados”, denunció el ex senador Gabriel Fortuné, refiriéndose a la situación que se vivía en la ciudad de Cayes, a 200 kilómetros de Puerto Príncipe. En la capital, el ataque al cuartel general del partido Inité, del presidente René Préval, dejó una persona herida de bala. Miles de personas participaron en violentas manifestaciones en el centro y en el sur de la capital haitiana. También hubo importantes protestas en el municipio de Delmas, en las cercanías de las oficinas del CEP. Funcionarios en el aeropuerto de Puerto Príncipe confirmaron que todos los aeropuertos del país habían sido cerrados. Las compañías American Airlines y Air Transat ya habían anunciado hasta hoy la suspensión de sus vuelos desde y hacia Haití.

En declaraciones a la Radio Nacional de Haití, Préval llamó a la calma a la población. El mandatario dijo que actos como los de ayer eran inaceptables. “Siempre nos podemos manifestar, pero hay que hacerlo con orden. No es el desorden el que va a resolver los contenciosos electorales”, afirmó. El gobernante electo en 2006 pidió a la policía local que hiciera su trabajo y pusiera fin a los disturbios y le solicitó a la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah) que apoyara a los uniformados. Después de que la embajada estadounidense demandara que los resultados de las elecciones fueran conformes al deseo del pueblo haitiano, Préval salió al cruce y disparó: “La embajada de Estados Unidos no es el CEP”. El portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, había dicho que la Casa Blanca llamaba a la revisión de los resultados electorales. Mientras que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, reclamó un proceso electoral limpio en Puerto Príncipe.

De acuerdo con los resultados difundidos en las últimas horas por las autoridades electorales, la contienda del 16 de enero quedará en manos de Manigat y de Celestin. La representante de la Reunión de los Demócratas Nacionales Progresistas (RDNP) es una politóloga de 70 años cuyo marido, Leslie Manigat, fue presidente durante cuatro meses en 1988. La mujer cuenta con el apoyo de las organizaciones feministas y del progresismo moderado. Celestin, del oficialista Inité, es el delfín de Préval.

Compartir: 

Twitter
 

Hubo disturbios en todo el país y la policía y cascos azules senegaleses abrieron fuego.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.