EL MUNDO › DIEGO FERNáNDEZ DE CEVALLOS ESTUVO SIETE MESES SECUESTRADO

Liberan al ex candidato del PAN

Un grupo que se autodenomina Misteriosos Desaparecedores se atribuyó la captura del ex presidenciable del oficialista PAN dos días antes de liberarlo. El texto que hizo circular está lleno de descalificaciones al gobierno.

El ex candidato a la presidencia de México por el oficialista Partido de Acción Nacional (PAN) Diego Fernández de Cevallos fue liberado luego de permanecer secuestrado durante poco más de siete meses. Un grupo que se autodenomina Misteriosos Desaparecedores se atribuyó la responsabilidad del hecho. Los supuestos secuestradores se dieron a conocer el último fin de semana, a través de un informe que enviaron a los medios de comunicación para anunciar el fin del rapto. En los documentos argumentaron las razones del secuestro y expusieron los motivos por los que decidieron liberar al ex candidato con vida. Además, aseguraron que recibieron mucho dinero por su rescate, aunque no trascendió el monto. Las autoridades nacionales, así como tampoco la familia ni los amigos íntimos del político manejan datos que permitan conocer más sobre los orígenes y la naturaleza de los presuntos captores.

“Como hombre de fe ya perdoné a mis secuestradores, pero creo que la Justicia tiene una tarea pendiente”, expresó Fernández de Cevallos no bien reapareció a primera hora de la tarde de ayer, tras 220 días de ausencia. El candidato del PAN en las presidenciales de 1994 –perdió frente al candidato del PRI– fue presuntamente secuestrado el 14 de mayo de este año cerca de su estancia La Cabaña, en el estado de Querétaro. Entonces, las fuerzas de seguridad y la Justicia realizaron una breve investigación que abandonaron al poco tiempo. Sus familiares consideraron que la investigación oficial pondría en peligro su vida y se hicieron cargo de las negociaciones.

La información que circuló sobre el político durante el cautiverio fue poca y dudosa. Entre mayo y septiembre, los medios de comunicación recibieron tres fotografías de un hombre canoso, con los ojos vendados y sin remera, muy parecido a Fernández de Cevallos, a modo de certificación del estado del hombre. En octubre, los familiares del ex senador informaron a la Procuraduría General de la República que habían acordado con los captores el monto de rescate a pagar. En un primer momento se habló de 50 millones de dólares, aunque luego el monto varió a una cifra que no se hizo pública.

Los secuestradores recién se dieron a conocer dos días antes de suceder la liberación. Entre el sábado y el domingo pasados, un grupo autodenominado Misteriosos Desaparecedores envió a los medios el informe “Epílogo de una desaparición”, una especie de fundamentación del secuestro y las razones de la liberación del ex candidato. El documento se basa en la reivindicación de derechos sociales y está plagado de descalificaciones al gobierno y a la clase política. No porta señales que permitan homologarlos a los ejércitos de guerrilla o al crimen organizado.

El grupo considera que Fernández de Cevallos es un botón de muestra de “la alta burocracia y los sectores reaccionarios de la clase política que forman parte de las mafias más criminales de México”. Sin embargo, aseguraron que “pese a tener innumerables imputaciones en su contra (del político) y de que miles de ciudadanos exigen su legítima ejecución, conscientes estamos de que la verdadera solución a la crisis que vive el país no está en liquidarlo, sino en tomarlo prisionero, exhibirlo y obligarlo a devolver una milésima de lo robado. Además constituye un golpe político a la plutocracia y a sus instituciones”.

El veterano dirigente es una de las figuras más polémicas de la política mexicana debido a las sospechas de corrupción con las que carga. Antes de postularse al cargo mayor, fue diputado y senador. Sus seguidores lo llaman el “Jefe Diego”. El presidente de México, Felipe Calderón, felicitó al ex candidato tras su liberación y le reiteró que el gobierno federal aplicará la fuerza de la ley para esclarecer la privación de la libertad de la que fue objeto. Por su parte, la PGR aseguró que “no bien reciba la certificación de los familiares de que Fernández de Cevallos fue liberado comenzarán a investigar a los Misteriosos Desaparecedores. El Senado mexicano, por su parte, solicitó “una investigación exhaustiva” sobre el presunto grupo.

Compartir: 

Twitter
 

La información que circuló sobre el senador Fernández de Cevallos durante el cautiverio fue poca y dudosa.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.