EL MUNDO › SEGúN UN INFORME DE HUMAN RIGHTS WATCH

“Violencia e impunidad en Honduras”

La organización humanitaria Human Rights Watch (HRW) instó ayer al gobierno de Honduras a tomar “medidas para finalizar la impunidad”, tras denunciar asesinatos de periodistas y activistas desde la toma de posesión de Porfirio Lobo en enero.

En un informe titulado “Después del golpe de Estado, continúan la violencia, la intimidación y la impunidad en Honduras”, el grupo defensor de los derechos humanos reveló casos de 47 amenazas o ataques, incluidos 18 asesinatos, contra periodistas, defensores de derechos humanos y activistas políticos en el país centroamericano.

Respecto de los 18 asesinatos documentados, HRW resaltó en su informe que “muchos de ellos se produjeron en circunstancias que sugieren que estos crímenes habrían respondido a motivaciones políticas”. El informe agrega que los avances han sido nulos o casi en materia judicial desde que asumió Lobo, quien fue elegido a poco del golpe contra Manuel Zelaya. “La información disponible indica que las autoridades hondureñas han hecho avances sumamente limitados o nulos en la investigación de estos casos.”

HRW señaló que tras la asonada que llevó al poder a Roberto Micheletti en junio de 2009, las fuerzas de seguridad cometieron “serias” violaciones a los derechos humanos, como “fuerza excesiva contra manifestantes, detenciones arbitrarias y restricciones ilegales a la libertad de prensa y reunión”. Asimismo, denunció “obstrucciones” por parte de las fuerzas de seguridad de Honduras a las investigaciones de abusos emprendidas por HRW y otros grupos de derechos humanos.

José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW, mostró preocupación por el futuro democrático del pequeño país centroamericano. “Hasta que las autoridades hondureñas tomen medidas concretas para reducir la impunidad y detener los ataques, será muy difícil restaurar la confianza en el sistema democrático del país.” Vivanco explicó los motivos por los que su organización decidió abrir esta investigación. “Año y medio después del golpe de Estado las consecuencias para los derechos humanos todavía se sienten en el país”.

El grupo humanitario, con sede en Washington, valoró la condena internacional del golpe, pero lamentó que Estados Unidos se “demorara más de dos meses en tomar sanciones efectivas contra el gobierno de facto”. Por último, HRW le hizo una recomendación a Lobo para aclarar y poner fin a los abusos cometidos durante el último año y medio. “El gobierno hondureño debe apoyar la Fiscalía Especial de Derechos Humanos, fortalecer la independencia judicial y crear una comisión de Investigación internacional.”

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.