EL MUNDO › FUE A DECIRLES A LOS INMIGRANTES QUE “EN EUROPA NO SON BIENVENIDOS”

La polémica visita de Marine Le Pen a Lampedusa

 Por Michael Day *

Desde Milán

La pequeña isla italiana de Lampedusa necesita desesperadamente más recursos para poder hacer frente a la llegada a su puerto de inmigrantes en pequeños botes que huyen de los disturbios en Africa del Norte. Lo que recibió ayer en cambio fue la polémica visita de la líder de la ultraderecha francesa, Marine Le Pen. Dijo que había llegado solamente para ver desde el frente de Europa la inmigración ilegal, pero fue recibida con manifestantes que gritaban, “No sos bienvenida aquí” y carteles sarcásticos que decían “liberté, egalité, fraternité”.

Más de 8500 inmigrantes llegaron a Lampedusa desde la revolución de Túnez en enero. La pequeña isla de roca y arena en el Mediterráneo –más cerca de Túnez que de Sicilia– tiene una población de sólo 6000 habitantes y su centro para alojar inmigrantes ha estado atiborrado durante semanas.

Marine Le Pen, líder del partido del Frente Nacional de Francia, dijo que estaba visitando Lampedusa en su rol de “líder de un importante movimiento francés y miembro del Parlamento Europeo”, siguiendo las advertencias de los ministros italianos de que las fronteras del sur de Italia estaban soportando el peso del “éxodo bíblico” de Africa del Norte.

Estaba acompañada por Mario Borghezio, un miembro del Parlamento europeo del partido de la Liga del Norte antiinmigración. “Quiero ver personalmente lo que está pasando en Lampedusa”, les dijo Le Pen a los periodistas. “No hay ninguna intención provocativa en mi visita.”

El alcalde de Lampedusa, Bernardino De Rubeis, se reunió con Le Pen. “En lo que concierne al odio racial, cada uno tiene su estilo personal. Su padre tiene el suyo, ella tiene el de ella. No la voy a juzgar como una racista”, dijo. Pero el concejal del Partido Demócrata Giuseppe Palmeri condenó su visita. “Queremos saber qué diablos está haciendo Lampedusa invitando a la líder de la extrema derecha de Francia que nuevamente hoy se negó a renunciar a las políticas antiinmigratorias o a la pena de muerte”, dijo.

Su visita representa una verdadera provocación para toda la gente de Lampedusa que cree en los valores cristianos de hospitalidad y solidaridad humana. Marine Le Pen habló con dos inmigrantes durante su visita al centro de alojamiento de la isla. “Siento gran compasión por ustedes, no son bienvenidos en Europa”, dijo. “No tenemos los medios financieros.”

Es improbable que toda la gente de Lampedusa comparta la opinión de los manifestantes. Angela Maraventano, la vicealcalde, es un miembro de la Liga del Norte. Y en respuesta a la crisis, cien soldados fueron despachados a Lampedusa este mes para evitar que los inmigrantes anduvieran por las calles y para reasegurar a los habitantes nerviosos o desconcertados, quienes temen por el estatus de la isla como un lugar de relajación para los que buscan el sol y los que practican buceo.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginal12.
Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Le Pen, líder del Frente Nacional.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.