EL MUNDO › CON UN DESAFIANTE DISCURSO EN EL CAPITOLIO, NETANYAHU RECHAZO UN ARREGLO BASADO EN LAS FRONTERAS DE 1967

Cierra la puerta al acuerdo en Medio Oriente

Aunque el premier israelí dijo que estaba dispuesto a hacer “concesiones dolorosas” y fue muy aplaudido en el Congreso, en la práctica rechazó la propuesta de Obama. Para la Autoridad Palestina, fue “el peor discurso” posible.

 Por Catrina Stewart *

Desde Jerusalén

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, cerró su visita a Washington ayer con un discurso desafiante ante el Congreso. Su disertación parece haber derribado cualquier esperanza de reanudar las conversaciones de paz con los palestinos.

En lo que un periodista israelí calificó como “el discurso de su vida”, Benjamin Netanyahu expuso su propia visión de la paz, diciendo que estaba dispuesto a llevar a cabo “concesiones dolorosas” que incluirían “ceder partes ancestrales de la Nación judía”.

El discurso fue recibido con una rotunda aprobación por parte de las dos cámaras del Congreso. La audiencia se paró a ovacionar más de doce veces en los primeros 15 minutos. Sin embargo, un funcionario palestino describió el discurso como una “declaración de guerra”, que no ofrecía nada nuevo y que rechazaba todas las demandas clave de los palestinos.

Netanyahu volvió sobre temas viejos, pidió a los palestinos reconocimiento del Estado de Israel como un Estado judío, calificó al derecho de retorno de los refugiados palestinos como una “fantasía” y pidió por una Jerusalén indivisible. “En cualquier acuerdo de paz que ponga fin al conflicto, algunos asentamientos quedarán fuera de las fronteras de Israel –dijo–. Vamos a ser muy generosos en el tamaño de un futuro Estado palestino.” Sin embargo, Netanyahu descartó nuevamente el retorno a las fronteras que existían antes de la Guerra de los Seis Días de 1967 o una división de Jerusalén, cuya área este exigen los palestinos como la capital de su futuro Estado. “Cualquier acuerdo de paz debe tener en cuenta los dramáticos cambios demográficos que han ocurrido desde 1967. La gran mayoría de los 650.000 israelíes que viven fuera de las fronteras de 1967 residen en los barrios y suburbios de Jerusalén y el gran Tel Aviv.” Tal Estado palestino podría incluir la Franja de Gaza, la ocupada Cisjordania y Jerusalén oriental, mayoritariamente árabe pero anexada a Israel, con algunos ajustes para que Israel pueda mantener bloques de asentamientos. En su discurso, Netanyahu también descartó cualquier negociación con Hamas tras el acuerdo de reconciliación entre el grupo islamista y el movimiento Fatah del presidente palestino, Mahmud Abbas. “Israel no negociará con un gobierno palestino respaldado por la versión palestina de Al Qaida”, sostuvo. El pacto de Hamas, grupo islamista recientemente reconciliado con Al Fatah, facción que domina la Autoridad Palestina, constituye un esperado acuerdo de unidad que muchos piensan es vital como pacto de paz para todos los palestinos.

En una rápida reacción, el portavoz del presidente Mahmud Abbas dijo que no había nada nuevo en el discurso del primer ministro israelí. Para el negociador palestino Mohamd Shtayeh, el discurso del primer ministro israelí no deja otra opción que acudir a la ONU en septiembre para pedir el reconocimiento de su Estado, cuando se celebra la Asamblea General. “(Netanyahu) pone a los palestinos condiciones imposibles de realizar y demuestra que no quiere ningún proceso de paz en la región”, consideró el movimiento islamista palestino Hamas. El analista israelí Yossi Alpher dijo: “El hizo las paces con el Congreso (pero) no planteó una fórmula para la paz con los palestinos”. Por su parte, Netanyahu también responsabilizó a los palestinos por no haber avanzado en un acuerdo de paz en las últimas dos décadas. “El presidente Abbas debe hacer lo que he hecho yo. Me paré delante de mi pueblo y le dije algo nada fácil para mí, y le dije ‘Aceptaré un Estado palestino’ –afirmó Netanyahu–. Es hora de que el presidente Abbas se pare delante de su pueblo y diga: ‘Aceptaré un Estado judío’. Esas cuatro palabras cambiarán la historia”, concluyó.

Nabil Shaath, vocero del presidente palestino Mahmud Abbas, dijo que el discurso de Netanyahu era una “declaración de guerra contra los palestinos... y desafortunadamente recibió una ovación de pie”.

“Ha sido el peor discurso de Netanyahu, pero no es él a quien hay que culpar por sus palabras vacías, sino al Congreso de Estados Unidos que lo ha recibido con semejante calidez”, dijo el portavoz del gobierno de la ANP, Ghasan Khatib. En un casi monólogo que denotaba su indignación, Khatib agregó que éste ha sido el “discurso del no, porque Netanyahu ha dicho no a todo: a los refugiados, a las fronteras, a la partición de Jerusalén...”. “¿Esa es realmente la paz que tanto desea?”, se preguntó el portavoz retóricamente al comentar las palabras del primer ministro israelí, ante el Congreso de Estados Unidos, cuando aseguró que Israel sería generoso en las negociaciones.

Para deleite de su coalición de derecha, Netanyahu mostró un rostro combativo en su viaje, rechazando el pedido de Barack Obama de negociaciones de paz basadas en las fronteras anteriores a 1967. Fue la primera vez que un presidente norteamericano se refería a las líneas de cese de fuego tan explícitamente, lo que evidenció una crisis inminente entre las relaciones de Israel y Washington. Los palestinos tienen la certeza de acudir a las Naciones Unidas en septiembre para exigir un reconocimiento del Estado palestino, una movida que Estados Unidos seguramente impedirá. Con respecto a eso, Benjamin Netanyahu hizo un llamamiento a la comunidad internacional a frustrar ese proyecto: “La paz sólo puede lograrse en torno de la mesa de negociaciones. El intento palestino de imponer un acuerdo a través de las Naciones Unidas no traerá la paz”, dijo el premier ante el Congreso norteamericano.

* De The Independent, de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Netanyahu con los líderes demócratas y republicanos del Capitolio después de su duro discurso.
Imagen: AFP
SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared