EL MUNDO › EN BOLIVIA APOYó EL RECLAMO DE SALIDA AL MAR Y HABLó DE UNIR A ESE PAíS CON PERú

El sueño de Humala es la reunificación

El presidente electo de Perú recordó cuando ese país y Bolivia formaron una confederación, desde 1836 a 1839. Dijo que le gustaría recrear ese proyecto. La posición de Perú es clave en la negociación entre Bolivia y Chile.

El presidente electo de Perú, Ollanta Humala, dijo ayer al mandatario boliviano, Evo Morales, que sueña con que ambos países se reunifiquen, como cuando formaron una confederación, desde 1836 a 1839. También dijo que apoya el reclamo boliviano de una salida al mar.

“Sueño con la reunificación del Perú y Bolivia, sueño que en algún momento esa línea fronteriza desaparezca y volvamos a ser una misma nación”, afirmó Humala ante funcionarios y dirigentes de sectores afines a Morales, en un almuerzo que éste le ofreció al terminar la visita. Humala recordó al mariscal boliviano Andrés de Santa Cruz, que en 1836 unió las dos naciones en una confederación que fue derrotada tres años después por el ejército chileno.

“Aún lo tengo presente, porque creo que este siglo es el siglo de América, y particularmente de la región latinoamericana”, dijo el líder peruano, y manifestó su intención de trabajar con Morales para construir “una sola nacionalidad”. Humala, que llegó ayer de madrugada a La Paz, conversó con Morales sobre la integración de ambos países durante más de una hora en el Palacio Quemado, sede de la Presidencia, tras lo cual dieron declaraciones protocolares a los medios, sin anuncios relevantes ni responder preguntas.

Con respecto a la salida al mar, Humala dijo que su gobierno no pondrá reparos para que la solución involucre territorios que Perú cedió a Chile en la Guerra del Pacífico de 1879. “Cooperaremos en esa posición boliviana; no seremos un obstáculo porque entendemos que están pidiendo la salida por Arica y no vamos a ser un obstáculo”, señaló Humala en un breve contacto con periodistas, cuando se retiraba del hotel del centro de La Paz después de almorzar con Morales. Las diferencias entre los gobiernos de Bolivia y Chile sobre la demanda marítima se acentuaron en los últimos meses, tras seis años de diálogo bilateral, después de que Morales anunciara que se proponía llevar el caso ante tribunales internacionales.

Por su parte, Humala había alabado a Morales y al presidente venezolano, Hugo Chávez, pero los mantuvo alejados durante la campaña de las elecciones que ganó, a comienzos de mes. Ayer dijo que su visita a La Paz es un reconocimiento al trabajo de Morales por el desarrollo de Bolivia y su “identificación sobre todo con los más pobres”. “Para nosotros es importante entender que el desarrollo del Perú involucra también el desarrollo de Bolivia y viceversa. Por eso, para mí, es fundamental mantener siempre las mejores relaciones con Bolivia, con su gobierno, con su pueblo”, dijo Humala.

También agradeció a Bolivia por acoger a más de 30 mil peruanos radicados en este país, a quienes prometió oportunidades económicas para que puedan retornar a su patria. Morales reiteró su satisfacción por el triunfo de Humala en la segunda vuelta electoral del pasado día 5, una victoria que tiñó de rojo Sudamérica, según sus palabras, y destacó que la visita ha sido alentadora para las relaciones “de dos pueblos con la misma historia”, “dos países con mucha esperanza y futuro”.

“Esta visita ha sido para conversar anticipadamente y trabajar de manera conjunta con una agenda abierta en bien de los dos pueblos”, dijo el anfitrión, que le recordó al mandatario peruano saliente, Alan García, que no ha ido a visitarlo.

Desde que Morales tomó posesión como presidente por segunda vez, hace año y medio, sólo Chávez, su principal aliado, ha visitado Bolivia. En el almuerzo que puso fin a la visita de unas quince horas, una docena de líderes políticos, campesinos y obreros afines a Morales pronunció un rosario de discursos con peticiones a Humala de que se sume a la lucha “anticapitalista” del gobierno boliviano y le dijeron que el enemigo común es el capitalismo.

Humala declinó la invitación de Morales para celebrar hoy con él, al amanecer, en la ciudadela preincaica de Tiahuanaco, a unos 4000 metros sobre el nivel del mar, el recién creado “Año Nuevo Andino-Amazónico”, que festeja el mítico año aimara 5519. Dirigentes del partido de Morales, el Movimiento al Socialismo (MAS), pidieron a Humala que sume a Perú a la Alternativa Bolivariana (Alba), que lideran Cuba y Venezuela, pero ninguno de los dos gobernantes habló al respecto.

Bolivia es el sexto país sudamericano que visita Humala desde que ganó la segunda vuelta electoral, tras Brasil, Paraguay, Uruguay, Argentina y Chile. Los viajes a Colombia y Venezuela fueron postergados hasta la semana que viene por la convalecencia en Cuba del presidente venezolano y un viaje al exterior del mandatario colombiano, Juan Manuel Santos.

Compartir: 

Twitter
 

Humala y Evo Morales almorzaron en La Paz y hablaron de integración bilateral.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.