SOCIEDAD › GARRE ANALIZA REEMPLAZAR A LOS FEDERALES POR GENDARMES Y PREFECTOS EN LA ZONA SUR DE LA CIUDAD

Nuevo plan y cimbronazo en la Federal

El jefe y subjefe de la PFA habrían presentado la renuncia, en desacuerdo con ese supuesto plan. El ministerio dijo que no se fueron, pero que “podrían hacerlo”. Las comisarías del sur porteño serían reemplazadas por destacamentos de Gendarmería y Prefectura.

 Por Raúl Kollmann

Un plan en estudio para reemplazar a las comisarías de la zona sur de la ciudad por destacamentos de Gendarmería y Prefectura provocó una sacudida en la Policía Federal. En ese marco, una versión indicaba anoche que el jefe y el subjefe de esa fuerza, comisarios generales Enrique Capdevila y Alejandro De Nizo, habrían presentado ayer su renuncia a raíz de su aparente desacuerdo con ese plan de seguridad. Se mencionó que la idea incluía la designación de un jefe civil de la Federal, pero aparentemente eso no estaría entre las decisiones de la ministra de Seguridad, Nilda Garré. Este diario intentó confirmar anoche la versión de las renuncias, pero en ese ministerio sostuvieron que “Capdevila no renunció, aunque podría hacerlo”. Otras fuentes señalaron que ambos jefes efectivamente dimitieron, pero que las renuncias fueron rechazadas. El plan de seguridad sobre el sur de la Capital Federal implicaría una redistribución de fuerzas, que incluye el traslado de los policías federales a reforzar otras zonas, y la presencia de gendarmes y prefectos en los barrios más humildes y con más problemas con organizaciones dedicadas al tráfico de drogas.

Desde que llegó al ministerio, Garré puso todo su esfuerzo en poner más efectivos en la calle. Resolvió, por ejemplo, que la Policía Federal dejara de destinar personal a fabricar y entregar pasaportes, redujo los efectivos destinados a los trabajos administrativos y de mantenimiento y ofreció un adicional a los policías asignados a tareas de calle. Ahora –aparentemente–, la idea es seguir sumando más personal a las tareas de seguridad preventiva. En ese marco, habría surgido el plan de reemplazar comisarías de la Policía Federal en el sur de la Ciudad por dependencias y efectivos de la Gendarmería y la Prefectura, agregando entonces más uniformados –gendarmes y prefectos– a las calles en zona sur y agregando efectivos en el resto de la Capital porque los federales asignados a las comisarías ahora traspasadas se sumarían a las demás comisarías.

Por lo que trascendió, Capdevila no estaba de acuerdo, presentó la renuncia y, casi por obligación protocolar, De Nizo habría hecho lo propio. La versión de las dimisiones surgió de la propia fuerza. En el Ministerio de Seguridad no fueron tajantes: dijeron que no hubo renuncias, pero que sí podría haberlas. No está claro si todavía el plan está en debate o si se estaba intentando convencer al jefe y al subjefe, ambos de buena relación con Garré.

Los barrios de la zona sur de la Capital son críticos por varias razones:

- Se trata de la zona más populosa y de menores recursos, con presencia de numerosas villas. Sin embargo, no se trata de edificaciones de cartón o chapas, sino de material, pero con escasas calles y difícil acceso para las fuerzas de seguridad.

- Aunque ni remotamente se produjo el proceso de favelización brasileño, con dominio de las organizaciones de narcos, sí es cierto que hay presencia de bandas de traficantes. Como se sabe, esas organizaciones traban relaciones con las fuerzas de seguridad de la zona y, por lo tanto, una renovación como la que se plantearía, afecta a los narcos.

- La zona sur es en la que se produjeron las ocupaciones de tierras y viviendas del último año. Fue un proceso complicado y siempre está latente la posibilidad de que vuelva haber nuevos episodios. Se requiere de efectivos que puedan realizar las tareas de custodia y prevención.

- La zona sur, lindante con el Riachuelo, también afronta los desafíos del plan de saneamiento ambiental establecido por la Suprema Corte, aunque la mayor cantidad de desalojos previstos está de la ribera bonaerense.

En el marco de todas esas complejidades es que habría surgido el plan de reemplazar la presencia de la Federal en toda o en parte de la zona sur, por unidades de Gendarmería y la Prefectura. Otra versión señala que sólo se agregarían efectivos de esas dos fuerzas, pero que se mantendría la presencia de la Federal. Nada quisieron decir en el Ministerio de Seguridad sobre esa iniciativa.

Uno de los rumores que circuló ayer indicaba que la nueva cúpula sería reemplazada por un jefe civil de la Federal. Es más, se mencionaba el nombre de un abogado como nuevo titular de la fuerza. Sin embargo, Garré nunca tuvo la idea de una movida de ese estilo ni figuró en los planes que llevó al ministerio. Habrá que esperar qué sucede en las próximas 48 horas. Todo indica que hoy mismo o a más tardar mañana habrá definiciones.

Compartir: 

Twitter
 

Los jefes de la Policía Federal y la ministra de Seguridad, Nilda Garré, en una foto de archivo.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared