EL PAIS › UN COLMADO SALON DE LOS PATRIOTAS LATINOAMERICANOS DE LA CASA ROSADA VIBRO CON EL ANUNCIO DE LA PRESIDENTA

El paso de la sorpresa a la euforia

A último momento se agregaron invitados a los ya previstos, lo que hacía suponer alguna novedad importante. Luego, gobernadores, legisladores y funcionarios exhibían una mezcla de alegría con desahogo por lo esperado del anuncio.

 Por Sebastián Premici

“Vamos a seguir adelante.” Con esas simples palabras, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner despertó los primeros aplausos y cánticos de todos los militantes, legisladores, actores y actrices que asistieron ayer a la Casa Rosada. La excusa había sido la puesta en marcha de las licitaciones para nuevas frecuencias de la televisión digital por aire, en el marco de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (ver página 7). Sin embargo, todos querían escuchar algo más. Y así fue. “Siempre supe qué es lo que tenía que hacer. Lo supe desde el 28 de octubre (un día después de la muerte de Néstor Kirchner). Y no fue por inteligente ni ambiciosa, lo supe cuando miles y miles de personas me gritaban ‘¡Fuerza, Cristina!’”, contó la mandataria, para luego anunciar su postulación a la reelección, entre los cánticos de todas las organizaciones juveniles y la exaltación de la mayoría de los ministros del gabinete. Como corolario de este anuncio, Cristina, y su cuñada, Alicia Kirchner, se encontraron en un fuerte abrazo.

“Fue un día histórico”, señaló a este diario Diana Conti, para luego perderse entre los funcionarios que aún permanecían en el Salón de los Patriotas Latinoamericanos, el mismo lugar donde fueron velados los restos del ex presidente. Para muchos, también, fue un desahogo. “Ahora se podrán acomodar algunas fichas que todos estábamos necesitando”, indicó a este diario una legisladora del oficialismo, de cara al armado de las listas de candidatos en cada distrito.

El escenario de la Casa Rosada comenzó a cambiar cerca de las 5 de la tarde. Si bien hasta ese momento sólo se insinuaban los anuncios relacionados con la televisión digital, los encargados de llevar adelante el acto comenzaron a realizar una mayor convocatoria que la prevista. “En principio, había lugar para más o menos 50 compañeros, pero un rato antes del acto nos pidieron que convocáramos a 150”, narró a este diario una dirigente de La Cámpora. Así fue como cerca de las 18.30 había una cola de 50 metros en la puerta de Balcarce 50.

Dentro del acto estuvieron también presentes los militantes de la JP, Descamisados y La Cámpora, entre otras organizaciones. Si bien no estuvo el jefe de la CGT, Hugo Moyano, sí estuvo Julio Piumato, hombre de confianza del camionero. También fue partícipe Hugo Yasky (CTA). Por el lado de los organismos de derechos humanos, estuvieron las Madres de Plaza de Mayo, aunque no Hebe de Bonafini, ni Estela de Carlotto, titular de Abuelas.

La Presidenta no hizo su anuncio de manera lineal. Desmenuzó la información para manejar las expectativas de los presentes y de aquellos que estaban mirando y escuchando su discurso por la cadena nacional. “Te doy un changüí de llegar hasta fin de año con 50 torres transmisoras”, le dijo la mandataria a Julio De Vido, ministro de Planificación, para luego concluir: “Te doy un changüí para luego seguir, ¡porque vamos a seguir adelante!”. Esa fue la primera señal, que despertó cánticos, aplausos y la reacción generalizada de los usuarios de las redes sociales como Twitter.

Después, siguió hablando del plan Televisión para Todos y le dedicó unas palabras a Daniel Filmus. “Vos sos el único que no sos residual, siempre quisiste ser jefe de Gobierno, cuando hay dos candidatos (en referencia a Mauricio Macri y Pino Solanas) que ven a la ciudad como un centro de refugiados electoral”, le dijo al senador. Después de esa digresión, volvió al fondo de la cuestión.

“En un mundo, una vida, que te cambia todos los días, quería estar más cerca del final del período electoral para anunciar...”, fue lo último que se escuchó antes de que los presentes entonaran “¡Para Cristina la reelección!”, como lo venían haciendo en cada uno de los últimos actos de la mandataria, con la diferencia de que en esta última oportunidad respondió al convite.

–¿Qué le pareció el anuncio? –le preguntó Página/12 al ministro de Economía, Amado Boudou.

–Emocionante y brillante –respondió.

–¿Ahora viene la puja por quién será el candidato a vicepresidente? –insistió este diario con una pregunta que no tuvo respuesta.

En realidad, ninguno de los asistentes quiso hablar de los nombres en danza que podrían acompañar en la fórmula a Fernández de Kirchner. Los que suenan, como Carlos Zannini, Juan Manuel Abal Medina y Boudou, no dejaban de sonreír. Alicia Kirchner, en cambio, se mostró más compungida. “La sorpresa del anuncio estuvo también dirigida a cambiar la agenda de los medios, salir del ojo de la tormenta por el caso Schoklender y retomar la iniciativa. Ahora habrá cuatro días donde toda la atención estará puesta en quién será su vice”, explicó a este diario un funcionario del Ejecutivo.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Los invitados aplaudieron de pie y cantaron por la reelección luego del mensaje de CFK.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared