EL PAIS › VOTO POR LA POSICION ARGENTINA EN EL COMITE DE DESCOLONIZACION DE LAS NACIONES UNIDAS

La ONU volvió a llamar al diálogo

Luego de los cruces entre la presidenta Cristina Kirchner y el primer ministro David Cameron, el organismo volvió a pedir la apertura de una instancia de diálogo. El canciller Timerman encabezó la delegación argentina.

El Comité de Descolonización de la ONU volvió a llamar a la Argentina y al Reino Unido a buscar una solución negociada sobre Malvinas. En la sesión especial del organismo de Naciones Unidas, el canciller Héctor Timerman reiteró el reclamo argentino por sus derechos sobre las islas, e invitó al gobierno británico a “sentarse a una mesa y reanudar, de buena fe”, el diálogo. “Insistimos en el llamado a negociaciones pacíficas porque es la propia historia que la nos enseña que no alcanza con la sola expresión de la voluntad del poderoso para justificar una ocupación territorial nacida de un acto de fuerza. De no ser así, varias de las naciones que hoy integran este comité serían aún enclaves coloniales”, planteó Timerman.

La delegación argentina que viajó a Nueva York estuvo integrada por legisladores del oficialismo y la oposición, como el senador socialista Rubén Giustiniani y los diputados Ruperto Godoy (Frente para la Victoria), Julio Martínez (UCR) y Federico Pinedo (PRO).

En la sesión, los 29 países miembros del Comité de Descolonización votaron el proyecto de resolución que tradicionalmente copatrocinan todos los países latinoamericanos del grupo y que, en esta oportunidad, fue presentado por Chile. El texto votado sostuvo que “el mantenimiento de situaciones coloniales es incompatible con el ideal de paz universal de las Naciones Unidas”.

Este llamado de la ONU se dio luego de que los dos gobiernos tuvieran, la semana pasada, un fuerte cruce sobre el tema, a raíz de que el primer ministro británico, David Cameron, dijo que la soberanía de las islas “no es negociable” y que ése era “el punto final de la historia”. La presidenta Cristina Kirchner replicó que las declaraciones eran “casi una estupidez”. El Reino Unido, agregó la mandataria, sigue siendo “una burda potencia colonial en decadencia en pleno siglo XXI”.

Ayer, fuentes de la misión del Reino Unido ante la ONU definieron en un encuentro con los medios la postura de su gobierno prácticamente en los mismos términos que los que usó Cameron. El argumento es que Londres “respetará la voluntad del pueblo de las Malvinas”, por lo que está dispuesta a dialogar con la Argentina “de todo, menos de la soberanía de las islas”.

Sobre este punto, Timerman advirtió que la Argentina “no va a caer en las provocaciones sino en la búsqueda de una solución pacífica a esta disputa”. Para el canciller, las autoridades de Londres “se han quedado sin argumentos, pues cada vez son más los países que se suman a la posición de Argentina y al reconocimiento soberano de las islas”.

También participaron de la sesión, en calidad de peticionarios, María Angélica Vernet, tataranieta de Luis Vernet –la autoridad a cargo de la comandancia de las islas en el momento de la usurpación británica, en 1833– y Alejandro Betts, un argentino nacido en Malvinas que reside en el territorio continental desde 1982.

Ante los representantes diplomáticos la comitiva argentina dejó registro de la situación que atravesó James Peck, el malvinense que la semana pasada recibió el documento de identidad argentino de manos de la Presidenta. El canciller argentino denunció “la actitud criminal de fanáticos que amenazaron de muerte a James si osaba regresar a las islas Malvinas”, por lo que responsabilizó a las autoridades británicas por su seguridad, “si él eligiera ejercer sus derechos de argentino a regresar a las islas ocupadas”.

Compartir: 

Twitter
 

El embajador Jorge Argüello, el canciller Héctor Timerman y el senador Rubén Giustiniani.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.