EL PAIS › EL INTENDENTE DE JOSE C. PAZ CONFIRMO QUE COMPETIRA EN LAS PRIMARIAS POR LA GOBERNACION BONAERENSE

Ishii se anima a pelearle a Scioli

Lo había anticipado en el último congreso del PJ bonaerense y ayer lo ratificó. Criticó a los aparatos que “lo digitan todo” y anticipó que en sus listas tendrán lugar quienes se quedaron afuera del armado provincial.

A pocos días del cierre de la inscripción de candidaturas, el intendente kirchnerista de José C. Paz, Mario Ishii, confirmó que se postulará como precandidato a la gobernación bonaerense para enfrentar a Daniel Scioli en las elecciones primarias del 14 de agosto. “Puedo gobernar mejor que Scioli”, sostuvo el intendente, quien se quejó por el sistema de selección de candidaturas: “No puede ser que no haya internas y que se digite todo”. Se especulaba ahora con la posibilidad de que la presidenta Cristina Kirchner lo convenza de no presentarse.

Si bien Ishii había anunciado su postulación semanas atrás en el congreso del PJ bonaerense, la ratificación de ayer causó sorpresa. Siempre se había especulado que sería el intendente de Tigre, Sergio Massa, quien se animaría a competir contra Scioli en busca de adueñarse de un sector del PJ bonaerense, pero finalmente el ex jefe de Gabinete desistió y ahora surge Ishii como el único adversario que seguirá adelante. De seguir así, será casi la única interna que se producirá en las primarias obligatorias de agosto donde tanto en el oficialismo como en la oposición prevalecen los candidatos únicos.

Ishii reconoció que su postulación no le genera muchas simpatías internas. “Tengo a todos en contra: a la Legislatura, a la CGT de Moyano, a toda la gobernación y a todos los intendentes”, admitió pero también agregó que “es la gente la que tiene que decidir”.

El mandamás de José C. Paz desgranó ayer un discurso en contra de los “aparatos”, a los que acusó de digitar todo. “Hay mucha gente que quería participar de esta elección y no había listas, entonces tomé la decisión de darle la oportunidad de participar a todos los compañeros que quedaron afuera”, explicó.

Lo curioso es que, en cuanto a su alineamiento a nivel nacional, Ishii siempre se mostró como ultrakirchnerista. Incluso, luego de la derrota del Frente para la Victoria en las elecciones legislativas de 2007, Ishii renunció a la intendencia como una especie de penitencia porque la lista que encabezaba Néstor Kirchner no alcanzó el 60 por ciento de los votos en su municipio. En verdad, Kirchner consiguió allí uno de los porcentajes más abultados de la provincia –el 56 por ciento– y la actitud de Ishii buscó dejar en evidencia a los intendentes que supuestamente habían jugado con disimulo para Francisco de Narváez. Desde el llano prometió salir a “cazar traidores” en el PJ, pero un año después reasumió la intendencia con la intención de armar una línea interna kirchnerista en la provincia.

En el último congreso del justicialismo bonaerense anunció por primera vez su intención de competir contra Scioli y, si se presentaba, también contra Massa. Anticipó que había reservado el número 678 para su lista y el color celeste y blanco. Por tradición, el sciolismo compite con el azul y blanco. Ayer, Ishii confirmó aquel anticipo que había parecido más bien una bravuconada para negociar.

Rápidamente, hubo voces que salieron a criticarlo. Una fue la del intendente de Ituzaingó, Alberto Descalzo, quien sostuvo que “Scioli es nuestro mejor candidato, así que vamos a acompañarlo fuertemente porque queremos profundizar este modelo que comenzó con Néstor Kirchner en 2003”. Descalzo advirtió que “para ser gobernador hay que conocer la provincia de Buenos Aires porque no es José C. Paz y dos o tres distritos de los alrededores”.

Compartir: 

Twitter
 

Daniel Scioli y Mario Ishii podrían protagonizar una de las pocas internas que habrá el día de las primarias.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.