EL MUNDO › FRACASó LA NEGOCIACIóN ENTRE LOS POLICíAS EN HUELGA Y EL GOBERNADOR DEL ESTADO DE BAHíA

No hubo arreglo y sigue la violencia

La paralización de la policía militar generó una ola de saqueos, incendios y más de cien asesinatos en siete días. El gobernador petista, Jacques Wagner, atribuyó la falta de acuerdo a la división del movimiento de protesta.

Las negociaciones para terminar con una huelga policial en Bahía fracasaron ayer, en medio del cerco militar a unos 200 policías atrincherados hace una semana en el Parlamento en Salvador, capital del estado del noreste de Brasil. El gobernador de Bahía, Jacques Wagner, del oficialista Partido de los Trabajadores (PT) atribuyó la falta de acuerdo a la división del movimiento de protesta, que exige un ajuste salarial y el indulto para doce dirigentes con orden de captura.

“La impasse es porque hay un grupo absolutamente minoritario, según la información de los coroneles y oficiales, que en verdad está más preocupado por extender un movimiento de protesta a varios estados, señaló al canal O Globo. El diálogo se prolongó por más de siete horas con la mediación del arzobispo de Salvador, Murilo Krieger. Las partes no anunciaron de inmediato si habrá una nueva ronda de conversaciones.

La paralización de la policía militar generó una ola de saqueos, incendios y más de cien asesinatos en siete días, más del doble que la semana anterior, lo cual obligó al gobierno de Dilma Rousseff a enviar tropas para garantizar la seguridad del estado. Los policías armados, que ocupan la sede del Parlamento regional, culparon del fracaso de la negociación al gobernador y reiteraron que resistirán cualquier intento de desalojo por la fuerza.

“Se cerró la negociación y no hubo acuerdo. La huelga continúa, la policía de Bahía continúa paralizada”, dijo el policía Alexandre Leite, dirigiéndose a través de un altavoz a los manifestantes que acampan afuera del edificio legislativo para apoyar a los huelguistas. Desde el interior del edificio, el policía Armando de Quirino dijo que los huelguistas están preparados para enfrentar un eventual asalto. “El gobernador mandó a tomar posiciones a los escuadrones de elite para invadir, quiere una carnicería. Si eso quiere, aquí estamos preparados”, afirmó.

El Parlamento está rodeado desde el domingo por más de mil soldados al mando del general Marco Edson Gonçalves Días, ex jefe de la seguridad del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva durante sus dos mandatos (2003-2010).

Los policías en huelga ocuparon la sede del Parlamento regional hace una semana, muchos acompañados por esposas e hijos. Los últimos niños habrían salido del edificio la noche del lunes. “Reprobamos la utilización de niños como escudo humano”, denunció la ministra de Derechos Humanos, Maria do Rosario, a la estatal Agencia Brasil. Pero Valdemar Oliveira, coordinador del Centro de Defensa de la Infancia y la Adolescencia (Cedeca, no gubernamental), estuvo en el Parlamento y afirmó que ya no quedaban niños adentro.

El gobernador de Bahía dijo que está dispuesto a conceder el aumento pedido, que representa cerca de 17 por ciento más que el salario actual de entre 1900 y 2300 reales por mes (de 1100 a 1330 dólares), pero de manera progresiva en tres años. Sin embargo, “todos los que depredaron, intimidaron, tendrán que ser investigados. No hay cómo hablar de perdón”, sostuvo Wagner, y agregó que dará a conocer su oferta a la tropa paralizada para que tome una decisión independientemente de la opinión de sus líderes. Según el gobierno de Bahía, un tercio de los 31.000 policías del estado participan de la huelga.

La embajada estadounidense recomendó a sus ciudadanos aplazar los viajes no esenciales a Bahía hasta que no se resuelva la violencia que ha afectado sobre todo a Salvador, una de las doce ciudades que será sede del Mundial de Fútbol en 2014.

Compartir: 

Twitter
 

El centro de la crisis está en la Asamblea Legislativa, en donde los huelguistas se atrincheraron.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.