EL MUNDO › EL FUNDADOR DE WIKILEAKS PIDIó ASILO EN LA EMBAJADA

Assange busca refugio en Ecuador

El gobierno de Correa confirmó que Assange se encuentra bajo protección ecuatoriana en Londres mientras se evalúa el pedido de asilo.

 Por Marcelo Justo

Desde Londres

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, pateó el tablero y solicitó asilo político en la embajada de Ecuador en Londres amparándose en la Declaración de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. El canciller ecuatoriano Ricardo Patiño confirmó que el fundador de Wikileaks había pedido asilo y señaló que el gobierno estaba considerando su respuesta. En un comunicado, la embajada ecuatoriana señaló que Assange se había presentado por la tarde a la sede diplomática. “Como signatarios de la Declaración Universal de los Derechos Humanos estamos obligados a rever todas las solicitudes de asilo y hemos comunicado esta solicitud al departamento a cargo en Quito. Durante este tiempo Julian Assange permanecerá en la embajada bajo la protección del gobierno ecuatoriano. La decisión del gobierno de Ecuador no debe interpretarse como un intento de nuestro gobierno de interferir con el proceso judicial británico o sueco.”

El anuncio, que tomó al mundo por sorpresa, se produjo a sólo días de que la Corte Suprema Británica desestimara su apelación a un fallo previo que allanaba el camino a la extradición a Suecia. El 30 de mayo el Tribunal Supremo había dictaminado que el pedido de extradición era legítimo, pero la defensa había apelado porque uno de los fundamentos presentados por la Corte no había sido debatido durante las audiencias. Aun así, a Assange le quedaba una vía judicial para apelar la extradición: la Corte Europea de Derechos Humanos. Con su pedido de asilo apostó todas las fichas a la decisión que adopte Ecuador y a una definitiva politización del caso.

La saga legal comenzó con el arresto de Assange en diciembre de 2010 por un pedido de la fiscalía sueca. En estos 18 meses el caso tuvo una atribulada existencia en los tribunales británicos que tuvieron que lidiar con la definición misma del delito para decidir si correspondía o no la extradición. En Suecia, se lo acusa de –literalmente traducido– “sexo con sorpresa”, que incluye la idea de forzar a otra persona a una actividad sexual y correspondería a la aparente acusación que le hacen las dos mujeres. La ley sueca prohíbe la divulgación de los detalles de un caso, pero según filtraciones que han circulado en Internet, una de las mujeres declaró que la había forzado sin usar condón, aunque reconoció que luego de una breve discusión hubo una relación consensuada, mientras que la otra acusó a Assange de romper deliberadamente el condón.

Según Assange, la acusación responde a una maniobra política para acallar a Wikileaks. Pocos meses antes de su arresto, Assange se había vuelto una causa célebre con la difusión de un video en el que helicópteros estadounidenses asesinaban a civiles iraquíes y la publicación entre julio y octubre de documentos clasificados de la guerra en Irak y Afganistán.

En agosto de 2010, durante una visita a Suecia, se produjeron los alegatos de ambas mujeres, desestimados por un juez luego de un día de sesión judicial. En septiembre, la fiscalía sueca reabrió el caso y dos meses más tarde Suecia solicitó su extradición. En diciembre, Interpol emitió una alerta rojo por Assange que llevó a su arresto en Londres. La intervención de Interpol tenía un tufillo equívoco. En la lista de criminales más buscados del planeta, Assange estaba por encima de acusados de uso sistemático y masivo de violación en conflictos bélicos o tratantes de blancas.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.