EL MUNDO › ACUSAN AL HSBC POR LAVADO DE DINERO

Escándalo bancario

 Por Stephen Foley *

Desde Nueva York

Un alto ejecutivo de HSBC renunció anoche frente a un comité del Congreso, momentos después de que los senadores acusaran al banco de lavado de dinero para los “reyes de la droga” y los estados rebeldes como Irán y Siria. Miembros del Congreso acusaron al banco por “exponer al sistema financiero estadounidense a un amplio espectro de riesgos por miles de millones de dólares debido a lavado de dinero, narcotráfico y financiación terrorista por escasos controles sobre el lavado de dinero”. El momento teatral llegó cuando el HSBC confesó que hacía años que no cumplía con las leyes para evitar el lavado de dinero.

David Bagley (foto), quien fue jefe del Departamento de Control del grupo desde 2002, dijo que “a pesar de los mejores esfuerzos e intenciones de muchos profesionales dedicados, el HSBC no cumplió con nuestras expectativas y las de nuestros reguladores. Sugiero al grupo que ahora es el momento apropiado para mí y para el banco para que alguien nuevo actúe como jefe del Departamento de Control del grupo”.

Un nuevo condenatorio informe dice que HSBC llevaba adelante una cultura “contaminada” de anteponer las ganancias a la ley. El informe del Comité de Seguridad del Senado contiene preguntas sobre la conducta de Lord Green, ahora ministro de Comercio e Inversiones, quien dirigió el HSBC durante buena parte de la última década, cuando ocurrieron los delitos.

Carl Levin, cuyo comité escribió el informe, respondió a la dramática renuncia, diciendo: “Esa es una buena noticia”. El informe de 340 páginas revela que miles de millones de dólares en efectivo fueron trasportados entre los bancos HSBC en Estados Unidos y México y que el banco no alertó cuando empresarios internacionales cobraban millones de dólares en medio de una letanía de delitos. El Departamento de Control, insuficientemente financiado en un momento, tenía un total de 17.000 transacciones sospechosas que todavía deben ser revisadas y el personal advertía que era sólo “cuestión de tiempo” para que el banco se enfrentara a una denuncia penal.

Según el informe presentado oficialmente ayer en el Senado, las actividades realizadas entre las filiales estadounidenses, HBUS, y mexicana, HBMX, del banco británico, habrían permitido, entre 2007 y 2008, el ingreso al sistema financiero estadounidense de hasta 7000 millones de dólares en efectivo a través de la entidad norteamericana del banco. “Autoridades mexicanas y estadounidenses manifestaron en forma reiterada su inquietud porque las grandes cantidades de envíos de dinero en efectivo por parte de HBMX sólo podrían alcanzar ese volumen si incluían dinero de origen ilegal de las drogas”, destaca el informe.

“La preocupación era que traficantes de droga, incapacitados de depositar grandes cantidades de efectivo en bancos estadounidenses debido a los controles por lavado de dinero, estuvieran transportando dólares a México, organizando grandes depósitos allí, para luego usar instituciones financieras mexicanas para insertar el efectivo de nuevo en el sistema financiero estadounidense”, agrega.

Lord Green dirigió HSBC desde 2003, mientras se expandía alrededor del globo, incluyendo a Latinoamérica, donde se encontraron algunos de los peores abusos. El panel del Senado descubrió que Lord Green regularmente discutía temas de control, incluyendo preocupaciones sobre sanciones. Los correos electrónicos mostraron que hablaba de cómo mantener negocios internacionales con Irán, país sobre el que Estados Unidos mantiene duras sanciones.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Páginal12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.