EL PAíS › LA INCORPORACIóN DE LA CAUSA POR LOS VUELOS DE LA MUERTE DEMORó EL PROCESO

El juicio ESMA II se posterga

El comienzo del proceso pasó del 9 de agosto al 25 de octubre. Para evitar la revictimización de los testigos, el Tribunal Oral Federal 5 aceptó que se usen los testimonios filmados del primer juicio. Las querellas plantearon su inquietud por la extensión de las audiencias.

 Por Alejandra Dandan

Por la incorporación de la causa “vuelos de la muerte”, el comienzo del segundo tramo del juicio oral de la Escuela de Mecánica de la Armada se pospuso del 9 de agosto al 25 de octubre próximo. A los 64 acusados del juicio se sumarán así siete procesados por los traslados en vuelos, entre los que están el civil Gonzalo Torres de Tolosa y el piloto Julio Poch. La decisión la anunció el Tribunal Oral Federal 5 en la última audiencia de acuerdos, ante querellas, defensores y fiscales. El Tribunal ya decidió además días de audiencia y anunció que aceptó lo que se llama “el traslado de la prueba”: que puedan usarse los testimonios del primer juicio para evitar la revictimización de quienes vienen declarando hace años. Aun así, hay un eje aún en discusión y es cómo se hará ese traslado. Una parte del Tribunal cree que es importante escuchar los testimonios filmados en medio de las audiencias. Pero parte de las querellas están convencidas de que eso sólo retrasará un juicio que nadie sabe muy bien cuánto puede durar. “Hay dos razones –dice Rodolfo Yanzón, uno de los abogados querellantes–. No revictimizar a los testigos es una, la otra razón son los tiempos: es una locura ponernos a ver cine con pochoclo en un juicio oral.”

La causa sobre los vuelos tiene siete procesados por unos 500 casos. Entre los procesados están Torres de Tolosa, Poch y el ex comandante de Aerolíneas Argentinas Enrique de Saint Georges. Las causas todavía no llegaron formalmente al Tribunal porque las defensas se opusieron a la elevación que ordenó el juez federal Sergio Torres y aún tramitan recursos de apelación que se cree que tendrán una resolución pronta. En cambio, los casos que ya llegaron son los de los ex comandantes de Aerolíneas Mario Arru, Alejandro D’Agostino y Rubén Ormello, además de Francisco Di Paola.

Según los puntos ya cerrados en acuerdo por el pleno del Tribunal, quedó establecido que habrá audiencias los lunes, martes y miércoles desde las diez de la mañana y por una extensión mínima de seis horas. Los acusados tendrán obligación de estar presentes al menos en la apertura del juicio, la lectura de acusaciones, las indagatorias, los alegatos y el veredicto. También se anunció que la presidencia del tribunal será rotativa, un reclamo de varios querellantes. El tribunal está integrado por Daniel Obligado, que mantuvo la presidencia durante el primer tramo del juicio y que fue criticado por las demoras y dificultades para manejar los tiempos de las audiencias. Obligado es el único juez que quedó de aquel Tribunal. Ahora están, además, Adriana Palliotti y Leopoldo Bruglia, y como suplente Pablo Bertuzzi. A pedido de las querellas, la Cámara de Casación evalúa nombrar a otro suplente por los imprevistos que puedan surgir de un juicio que se calcula tendrá una duración mínima de dos años.

Los testimonios y las filmaciones fueron el eje más discutido de la última audiencia de acuerdos. Para las querellas, la incorporación de las declaraciones de quienes ya testificaron en ESMA I es tan importante que puede determinar todo el desarrollo del juicio. Las dos razones invocadas por Yanzón son las principales: evitar someter a quienes ya declararon durante dos, tres o cuatro horas a la misma situación y acelerar los tiempos en una causa que juzga delitos cometidos hace más de tres décadas. Las defensas oficiales y privadas se venían oponiendo porque buena parte no participó de las audiencias del primer tramo, lo mismo que los acusados. Y consideran que los testimonios no los alcanzaron en la declaración. Una parte de la decisión del Tribunal, sin embargo, intentó contemplar esas posturas. El TOF decidió que los testimonios serán “trasladados”, es decir, las víctimas no deberán declarar nuevamente –tal como lo sugieren las nuevas reglas de Casación–, pero podrán ser convocadas para responder a las preguntas puntuales que requieran las defensas.

Así las cosas, el punto que ahora se discute es cuándo y dónde se verán las filmaciones. El tribunal sugirió que podrían verse durante la mañana y convocar a los testigos a la tarde para que se explayen sobre algunos puntos. Pero las querellas creen que todo el mundo debería ir a las audiencias con los testimonios ya vistos. La próxima audiencia de acuerdos se realizará en septiembre.

Compartir: 

Twitter
 

A los 64 acusados por delitos en la ESMA se sumarán ahora siete procesados por los vuelos de la muerte.
Imagen: Verónica Martínez
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.