EL PAíS › GENDARMES A SANTA CRUZ

Destino sureño

Ante el pedido formal del gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, el gobierno nacional enviará a la Gendarmería para reforzar la seguridad en medio de la prolongada protesta gremial realizada por la policía provincial. La ministra de Seguridad, Nilda Garré, instruyó ayer a la Gendarmería para que se trasladen efectivos de las provincias de Córdoba y La Pampa hacia Santa Cruz, donde los efectivos de seguridad local llevan ya 16 días de huelga en reclamo de un aumento salarial. “Nos tenemos que hacer escuchar y demostrar nuestra dignidad. Esta es la policía de Santa Cruz y digámosle al país que estamos presentes”, aseguraron los agentes en un acto frente a la jefatura de Policía de Río Gallegos, acompañados por familiares y policías retirados.

La decisión del gobierno nacional se produjo después de que la presidenta Cristina Fernández realizara hace menos de un mes una fuerte crítica al manejo de los conflictos por parte de los gobiernos provinciales, la Justicia y las fuerzas de seguridad locales. En esa oportunidad, luego de la muerte de gendarmes en un accidente vial al regresar de auxiliar al gobierno de Chubut, la Presidenta señaló que no movilizaría más a la Gendarmería para que se haga cargo de conflictos locales y que en cambio debían resolverse con las fuerzas propias. Sin embargo, desde el oficialismo aclararon que en esta oportunidad no se trata de un corte de ruta o un conflicto entre privados, sino que al ser la propia policía la que está tomando una medida de fuerza se ve afectada la seguridad social de todos los habitantes de Santa Cruz.

“Pasado el mediodía de hoy (por ayer), se recibió en el Ministerio de Seguridad la nota del Sr. gobernador de la provincia de Santa Cruz (Daniel Peralta)” pidiendo asistencia “conforme lo contemplan los artículos 23 y 24 de la ley nacional número 24.059 de Seguridad Interior”, informó la cartera que dirige Garré, en un comunicado. Al respecto, Seguridad agregó que la ministra de Seguridad “instruyó que se adopten las medidas correspondientes”. Esta mañana, el Ministerio de Seguridad había asegurado no haber recibido ninguna solicitud aún por parte del gobierno santacruceño, a pesar de las informaciones vertidas en medios de comunicación.

Las negociaciones entre el gobierno de Peralta y los policías quedaron estancadas el fin de semana pasado, tras la propuesta presentada de un aumento salarial del 34 por ciento. Tras el rechazo, el gobierno advirtió que ya no habrá nuevas propuestas y que a partir de entonces el único interlocutor de los policías será el jefe de la fuerza, Jorge Hassán.

El gobernador Peralta dio el domingo un duro discurso, en el que denunció “actitudes destituyentes” y luego declaró la emergencia de seguridad. El senador nacional Alfredo Martínez (UCR) sostuvo que “es preocupante la situación” y que “las propias internas del gobierno no colaboran demasiado para buscar un mecanismo de diálogo”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.