EL MUNDO › EL TITULAR DE DEFENSA Y SU VICE MURIERON EN UN ATENTADO EN LA SEDE DEL DEPARTAMENTO DE SEGURIDAD NACIONAL

Matan a un ministro sirio y al cuñado de Assad

También murió el jefe del Comité de Crisis, Hasan Turkmani, y resultaron heridos el ministro del Interior, Mohamad Ibrahim al Shaar, y el jefe de la Seguridad Nacional, Hisham Ijtiar. Assad nombró al comandante en jefe de Estado Mayor como nuevo ministro de Defensa.

El aparato de seguridad del presidente sirio, Bashar al Assad, fue decapitado ayer en un atentado que provocó la muerte del ministro de Defensa, Daud Rajha, y de su viceministro, Asef Shawkat, cuñado de Assad.

Además, la oposición denunció ayer la muerte de más de 60 personas en bombardeos y ataques de las fuerzas del régimen.

De forma inmediata, Assad nombró al jefe del Estado Mayor, Fahd al Freij, como nuevo ministro de Defensa, y el ejército reiteró su determinación de proseguir el combate para “limpiar la patria de los restos de bandas terroristas”. Sin embargo, los fallecidos son los funcionarios de mayor rango que pierden la vida desde el inicio de la rebelión en marzo de 2011. No quedó inmediatamente claro cómo ocurrió el atentado. La televisión pública y la agencia oficial SANA dijeron que se trató de un atentado suicida, aunque luego la TV cambió la versión y habló sólo de la explosión de una bomba. En el ataque, que según SANA ocurrió en la sede del Departamento de Seguridad Nacional en Damasco, también murió el jefe del Comité de Crisis, Hasan Turkmani, y resultaron heridos el ministro del Interior, Mohamad Ibrahim al Shaar, y el jefe de la Seguridad Nacional, Hisham Ijtiar, según una fuente de los servicios de seguridad. Como informó el diario The Independent,las muertes de por lo menos tres de las figuras más importantes del régimen hirió en múltiples niveles. El asesinato de Shawkat, marido de la hermana de Assad, Bushra, será un golpe personal para el líder sirio. En el caso de Rajha y Turkmani, los hombres eran miembros del Comité Nacional de Seguridad que se reúne por lo menos una vez por semana para planificar cómo aplastar la sublevación. Su experiencia y conocimiento de la situación en el territorio es irreemplazable. El Ministerio de Información sirio expresó que, tras el ataque que produjo la muerte de los funcionarios, cientos de portales electrónicos y redes sociales se movilizaron para bombardear con una gran cantidad de información e imágenes con el objetivo de quebrar la moral del ciudadano sirio. “Todas estas noticias e imágenes carecen de veracidad y son obra de aparatos de inteligencia y centros estratégicos de guerra psicológica de Occidente”, aseguró mediante un comunicado.

El ataque fue reivindicado primero por el Ejército Sirio Libre (ESL), formado por militares desertores y civiles armados. “La comandancia del ESL en Siria anuncia el éxito de la sobresaliente operación contra la sede de la Seguridad Nacional en Damasco que mató a varios pilares de la banda de Assad, responsables de matanzas bárbaras”, afirmó en un comunicado. El ESL aseguró que esta operación es la primera de una serie de grandes operaciones que apuntan a hacer caer a Assad y al conjunto de los pilares y símbolos del régimen. En sintonía, el opositor Consejo Nacional Sirio (CNS) está convencido de que el régimen del presidente Bashar al Assad no se podrá mantener demasiado en el poder después de lo ocurrido. “La caída del régimen de Al Assad está al alcance de la mano”, dijo ayer el portavoz del CNS, George Sabbra. El vocero, descartó la participación del CNS en la planificación del atentado y en otras operaciones de combatientes rebeldes en Damasco. “Somos el brazo político”, destacó. Más tarde, un grupo islamista denominado Liwa al Islam (La Brigada del Islam) también se atribuyó el ataque.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, al menos 62 civiles y rebeldes perdieron la vida durante la jornada, de ellos, una veintena murieron en la capital. Para los Comités de Coordinación Local (CCL), la cifra se eleva a 102 personas. El Observatorio precisó que, además, de los fallecidos en Damasco, 14 de las muertes se registraron en la provincia meridional de Deraa, ocho en la provincia septentrional de Idleb y cinco en los alrededores de la capital. Asimismo, un jefe rebelde perdió la vida en los enfrentamientos en Deraa, mientras que las fuerzas del orden dispararon y bombardearon distintas localidades del país como la zona de Qabun, en las afueras de Damasco. Los Comités subrayaron la ofensiva de las tropas del régimen en barrios damasquinos como el de Naher Isheh, en el que las fuerzas gubernamentales emplearon aviones de combate y carros de combate para bombardear y destruir numerosas viviendas. La opositora Comisión General de la Revolución Siria agregó que las calles están prácticamente vacías en numerosas zonas de la capital, muchos comercios han cerrado y un gran número de residentes ha salido de las áreas bombardeadas. Los enfrentamientos se reanudaron en el céntrico barrio de Al Midan y en el suburbio norteño de Al Qabun, donde se registraron bombardeos de las fuerzas gubernamentales, según los grupos opositores.

La ofensiva militar fue la respuesta al atentado que supone un paso más en la lucha de los rebeldes, que desde hace cuatro días combaten al ejército en el corazón de Damasco.

Mientras tanto, el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) decidió posponer para hoy la votación sobre el proyecto de resolución occidental que amenaza con imponer sanciones al régimen sirio. El encuentro se aplazó, a pedido del enviado especial de la ONU para Siria, Kofi Annan, para permitir nuevas consultas tras el atentado.

Compartir: 

Twitter
 

Soldados sirios toman posición durante un enfrentamiento con rebeldes en Damasco, donde la cúpula de seguridad de Assad murió en un atentado.
Imagen: EFE
SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.