EL PAíS › EL ESTADO DE LAS CAUSAS POR EL ATENTADO

Dos juicios pendientes

 Por Raúl Kollmann

Será muy difícil revertir la idea de impunidad que domina la causa AMIA. Casi imposible teniendo en cuenta que pasaron 18 años. Sin embargo, el fiscal Alberto Nisman afirma que presentará nuevas pruebas sobre la conexión local ya que, tras un fallo en que la Corte Suprema revocó el sobreseimiento del entonces armador de autos truchos, Carlos Telleldín, éste tendría que estar sentado en el banquillo en un juicio que la fiscalía considera podría hacerse en la primera mitad de 2013. También hay otro proceso judicial contra los que desviaron la investigación, empezando por el ex presidente Carlos Menem. En la fiscalía consideran que ese proceso podría hacerse, pero recién en la segunda mitad de 2013.

Para la investigación oficial, el atentado fue perpetrado por un suicida, Ibrahim Berro, un militante libanés de la organización Hezbolá. Hasta ahora no se presentaron evidencias de cómo llegó Berro a la Argentina, por dónde entró, dónde estuvo alojado. En esa misma pesquisa se considera que el organizador fue un colombiano convertido al Islam, Samuel El Reda. Tampoco hay evidencias sobre el vínculo entre ellos y Telleldín, el último tenedor de la Trafic que, para los jueces, estalló en la AMIA.

La Corte confirmó el fallo del Tribunal Oral que a lo largo de tres años –el juicio más largo de la historia argentina– tuvo en el banquillo a un grupo de policías bonaerenses y también a Telleldín. Aquel tribunal fue lapidario: dijo que la investigación fue “un armado al servicio de políticos inescrupulosos”. Sin embargo, la Corte consideró que la primera parte del expediente no debió ser anulada por los jueces del Tribunal Oral y por lo tanto virtualmente ordenó volver a enjuiciar a Telleldín.

Ayer, el titular de la AMIA, Guillermo Borger, dijo que la Cámara Federal no resolvió las apelaciones de Telleldín. La realidad es que sí lo hizo y que ya Nisman está trabajando en la elevación a juicio oral. El cálculo es que en tres meses estará sorteado el tribunal que debe volver a enjuiciar a Telleldín. Este apelará a Casación y otra vez a la Corte, pero el juicio se irá preparando mientras tanto. El cálculo de la fiscalía es que el juicio podría empezar en el primer semestre de 2013.

Respecto del desvío de la investigación, también las cosas están trabadas por las sucesivas apelaciones de los imputados, desde Menem, hasta el ex juez Juan José Galeano, los ex fiscales, los integrantes de la SIDE y el ex titular de la DAIA Rubén Beraja. Memoria Activa y Familiares vienen exigiendo que este juicio se haga. En la fiscalía de Nisman consideran que podría hacerse en el segundo semestre de 2013.

Muchísimo más difícil es que Irán acepte que sus funcionarios sean enjuiciados por la Justicia argentina. En Teherán consideran que la acusación no tiene sustento y que se mantiene por presión de Estados Unidos, Israel y la SIDE. El gobierno nacional denunció varias veces el caso en las Naciones Unidas y existen órdenes de captura, con alertas rojas, en Interpol. En algún momento se evaluó la posibilidad de pactar un juicio en un tercer país. La alternativa parece tener hoy pocas chances.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.