ECONOMIA › POCAS OPERACIONES Y MUCHA ESPECULACION DISPARO AL ALZA LA COTIZACION DEL BILLETE VERDE PARALELO

Mercado marginal de un dólar marginal

En cuevas se pactaron transacciones a un precio de 6,75 a 6,90 pesos por dólar. Luego de un salto inicial, en la jornada de ayer el precio retrocedió. Poco movimiento en las casas de cambio con operaciones pactadas a la cotización oficial.

 Por Cristian Carrillo

El precio de referencia para el dólar en el circuito ilegal se ubicó ayer entre 6,75 y 6,90 pesos, dependiendo del margen que decidió aplicar cada cueva. Ese mercado es poco representativo en cuanto al volumen de operaciones, aunque también es escaso el monto de transacciones en el segmento formal respecto a meses pasados. Las agencias de cambio y bancos consultadas aseguran que el flujo de operaciones se retrajo entre 70 y 80 por ciento respecto de principio de año. La cotización en el mercado formal se mantuvo en 4,57 pesos. En el mayorista el Banco Central no intervino, dado lo reducido del mercado, en el que se operó unos 250 millones de dólares. El stock de reservas finalizó sin cambios a 46.803 millones de dólares.

En la semana el precio del dólar blue, siempre de acuerdo con sondeos de mercado, acumuló una suba de casi un peso. “¿A cuántas operaciones representa ese precio? Se trata de un segmento muy marginal, con un nulo impacto en la economía real”, señaló a este diario un colaborador de la presidenta del BC, Mercedes Marcó del Pont. Desde el organismo monetario reiteran que este segmento es operado casi exclusivamente por especuladores que buscan eludir los controles oficiales. La reglamentación actual permite la compra de moneda extranjera sólo para viajes y turismo. “El resto se puede hacer en pesos, incluso las operaciones inmobiliarias”, agregó la fuente. En las inmobiliarias las operaciones comienzan paulatinamente a pesificarse, pero se hacen a un valor superior al tipo de cambio oficial, entre 5,65 y 6,00 pesos.

Como explicación a la escapada del dólar blue, algunos financistas resaltaron la presencia de inconvenientes para los futuros viajantes al momento de adquirir divisas. Esta situación no es generalizada y, en muchos casos, responde a restricciones propias de cada entidad financiera. Una diferencia importante entre las agencias de cambio y los bancos es la disponibilidad de distintos signos monetarios. Los bancos en su mayoría sólo venden dólares. “El grueso de nuestras operaciones para turismo se hace, además de dólares, en reales y euros, y le siguen las libras esterlinas”, detalló el responsable de una casa de cambios del microcentro.

La lógica que esbozan en el mercado sugiere que quien no accede al monto que pretende para sus vacaciones acude al paralelo para obtener la totalidad de las divisas o el remanente respecto de lo que la AFIP le apruebe. Sin embargo, los volúmenes en el informal son demasiado marginales como para convalidar de manera concluyente esta teoría. También hay un alto componente de especulación por parte de quien vende la moneda, aprovechando la premura de quien la solicita o la escasa transparencia de los fondos con que se realiza la operación. “El cuevero sabe si es un comprador incauto, que compra poco, o si es alguien que está lavando dinero, y dependiendo de eso, le cobra”, explicó un cambista. También se suma el “factor riesgo” por hacer una operación ilegal. Esto explica el hecho de que el arbolito cobre hasta 7 pesos por dólar y 8,26 por euro. La moneda comunitaria cerró en la plaza oficial en 5,68 pesos.

Desde el Central sostienen que con la implementación de medios de pago electrónicos, como el Posnet, en las agencias de cambio, la situación tenderá a ser más dinámica para el minorista. “Lo vamos a poner igual, pero no va a ser la solución”, señaló Claudio Burelli, de la mesa de cambios de Puente, la primera entidad autorizada por el BC para aplicar el mecanismo. Según explicó Burelli, el uso del Posnet “encarece el tipo de cambio implícito”. Esto se debe a que por cada transacción se cobra el 1,5 por ciento más IVA, lo que lleva la cotización de 4,57 a 4,76 pesos. Sin embargo, la diferencia es insignificante teniendo en cuenta la que existe con el blue. La utilización del Posnet tiene que ver con la disposición del BCRA para que toda venta de moneda extranjera se realice contra dinero depositado en una cuenta bancaria del contribuyente, ya sea por transferencia o cheque. “La manera más económica es el uso del homebanking para transferir los fondos”, agregó el directivo.

En el mayorista los volúmenes operados se mantienen acotados, a pesar de la mejora en el precio de la soja que incentivaría la liquidación del remanente de la cosecha gruesa. No obstante, a excepción de las últimas dos ruedas, la autoridad monetaria elevó su ritmo de acumulación de reservas, comprando en lo que va de este mes 750 millones de dólares.

Compartir: 

Twitter
 

El stock de reservas del Banco Central se mantiene en 46.803 millones de dólares.
Imagen: AFP
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.