EL MUNDO › NUEVOS IMPUESTOS Y FUGA DE CAPITALES EN FRANCIA

Hollande busca recaudar de los ricos

Las medidas fiscales que promete implementar el presidente francés François Hollande, en especial la que fijará en el 75 por ciento la tasa de imposición para quienes obtengan ingresos anuales superiores al millón de euros, podrían hacer huir a varias de las principales fortunas del país al extranjero, estiman diversos analistas económicos.

“Desde marzo recibo más de 20 clientes nuevos por semana, hay mucha inquietud y algo de pánico por la inestabilidad fiscal permanente que existe en este país”, dijo un reconocido consejero fiscal del estudio CMS que prefirió mantener el anonimato. “Hay mucho ruido mediático y varios de mis clientes que no tenían pensado emigrar terminarán partiendo para evitar ceder una gran parte de sus fortunas al fisco”, agregó.

Durante su campaña, Hollande prometió instaurar nuevos impuestos para los franceses más ricos y llamó a realizar un “patriotismo fiscal” para salir de la crisis. Pocos meses después, y ya como presidente, se apresta a cumplir con su controvertida promesa de campaña, ya que en septiembre la reforma fiscal será debatida en el Parlamento, donde el socialismo cuenta con mayoría en ambas Cámaras. Entre los principales puntos de la reforma sobresale una modulación del impuesto a las sociedades, una imposición extra para los ingresos del capital, endurecimiento fiscal a las grandes sucesiones y donaciones, y fijar en el 75 por ciento la tasa de imposición para quienes obtengan ingresos anuales superiores al millón de euros. “Patriotismo no es huir de Francia hacia los paraísos fiscales y dejar a aquellos que se quedan con el peso del esfuerzo”, lanzó el premier Jean-Marc Ayrault el 3 de julio en la Asamblea Nacional (Diputados). También se preguntó: “Frente a la crisis, ¿nuestras estrellas exiliadas aceptarán pasar por desertores?”.

Esta semana, el diario Libération publicó que de los 25 franceses más ricos que integran el ranking de millonarios de la revista Forbes, ninguno vive en Francia, mientras que un artículo del sitio de información Slate.fr de esta semana advierte que entre 2500 y 4000 familias podrían emigrar a paraísos fiscales o a países vecinos con políticas fiscales más leves.

El premier Ayrault situó en 3000 el número de franceses que deberán pagar el nuevo impuesto. No obstante, según el sindicato SNUI, entre 10.000 y 20.000 personas deberán entregar al Estado el 75 por ciento de sus ingresos, cuando superen el millón de euros el año próximo. En tanto, la inmobiliaria de lujo Sotheby’s International Realty France afirmó esta semana que “un número importante de familias francesas están dejando el país”.

Compartir: 

Twitter
 

François Hollande.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.